Efecto INDEC en el mercado: bajan 3% los bonos y el dólar llega a $3,09

Los precios se desplomaron tras el anuncio oficial de la inflación de agosto.

Por
11deSeptiembrede2008a las07:33

El efecto INDEC sacudió ayer al mercado local. El dato de que en agosto la inflación fue sólo del 0,5% profundizó la caída de los bonos, que llegaron a perder hasta el 3% de su valor, lo que hizo que el riesgo país subiera hasta 758 puntos básicos. En tanto, el dólar continuó subiendo: se vendió a $ 3,09 en las principales casas de cambio de la city porteña. Sólo la Bolsa se mantuvo relativamente al margen y subió 0,61%.

"En momentos de tanta incertidumbre en todo el mundo, es cuando más se miran las variables locales, y ciertamente el tema de la inflación está entre las principales preocupaciones del mercado", sostuvo Jorge Vasconcelos, economista de la Fundación Mediterránea.

La mayoría de los analistas coincide en señalar cuán importante es para el mercado --pese a que los inversores descuentan que el índice de inflación del INDEC es poco creíble--, que el Gobierno envíe alguna señal que ayude a recomponer la confianza en materia de índice de precios al consumidor. Y habían advertido que si el índice estaba por debajo del 0,7% que se rumoreaba, se profundizaría la caída de los títulos de la deuda.

Ayer, esta profecía se cumplió. Los bonos se desplomaron después de las 16, hora en que el INDEC informó que en agosto la inflación fue del 0,5%.

Entre los títulos más golpeados estuvieron el Discount en pesos, que perdió 3,15%, y el Par en pesos que retrocedió 1,24%. También el Bonar 18 bajó 0,99%, y el Boden 2012 cayó 0,53%.

Las bajas de los bonos emitidos para el canje de la deuda (Discount y Par) hicieron que el riesgo país --índice que elabora el banco de inversión JP Morgan-- subiera 15 puntos y se ubicara en 758 puntos básicos.

"Para la Argentina el riesgo país hoy son los números del INDEC", dijo un analista. Ayer quedó claro que las variables locales son las que determinan el nivel de riesgo de la Argentina. De todas maneras, es cierto que hace más de un año que el contexto financiero internacional no ayuda.

Sin embargo, la Bolsa porteña logró acompañar el cambio de humor que se dio en Nueva York y terminó 0,61% arriba.

En el mercado cambiario, la situación fue más tensa: con mucha demanda, ayer el dólar subió dos centavos y se vendió a $ 3,09 en las principales casas de cambio.

En el mercado mayorista la divisa terminó negociándose a $ 3,075 para la venta. "Hubo demanda genuina de empresas y bancos", dijo un operador. En el Banco Central cambiaron su estrategia: dejaron de comprar dólares y vendieron divisas en los mercados de futuro, porque notaron que la demanda había sido abrupta y que era preciso descomprimir el mercado. Y aunque aclararon que el alza de ayer del dólar no es preocupante, advirtieron: "Nosotros siempre podemos salir a vender".

Por Candelaria de la Sota.

Temas en esta nota

    Cargando...