A pesar de las retenciones, el campo piensa en seguir ganando dinero

Se mantiene la rentabilidad más allá del enfrentamiento con el gobierno.

Por
11deSeptiembrede2008a las13:03

Mientras algunos productores rurales mantienen la amenaza de nuevas protestas, los empresarios reconocieron que pueden seguir generando ganancias. Esta fue la principal conclusión de la visión del CEO del grupo Los Grobo, Alejandro Stengel, y del presidente de la láctea SanCor, Oscar Carreras durante su presentación en “El Encuentro de los Líderes”.

En un panel que fue moderado por el director periodístico de El Cronista, Guillermo Kohan, y el titular de la consultora Ghidini & Rodil, Diego Ghidini, Carreras destacó: “No hay dudas de que seguiremos ganando dinero”. Un día antes, SanCor había anunciado la reestructuración de su deuda, que piensa terminar de pagar en dos meses (saliendo de un rojo de u$s 171 millones), y anunció una inversión de $ 37,4 millones en Córdoba.

Según Carreras, la lechería enfrenta los desafíos de “eficientizar los tambos” y de orientarse a la producción de bienes de mayor calidad, dirigidos a nichos. Destacó que la pérdida de tambos en el país se equipara con su desaparición a nivel mundial (en el orden del 6% anual), dejando entrever que el sector se dirige rápidamente a un esquema de concentración.

El CEO de Los Grobo recalcó que el salto productivo de la agricultura se debe cada vez menos a los recursos naturales. “Innovación, procesos, management y tecnología son las bases de las ventajas competitivas”, indicó. Es justamente este diferencial, según explicó, el que les permite enfrentar el peso de las retenciones a las exportaciones granarias, que “recortan la productividad comparada con el resto de la región”.

Stengel se refirió a la situación crítica de los pequeños y medianos productores “que tienen un enorme desafío” para sortear las dificultades de la baja internacional de los commodities, con costos crecientes. “Estamos frente a un nuevo escenario de precios”, dijo, y aclaró que las proyecciones dan cuenta de una soja que rondará los u$s 450/u$s 500 la tonelada, es decir, que no llegará ni al techo de u$s 600 ni a los u$s 300 que alcanzó el año pasado.

Por Julieta Camandone.

Temas en esta nota

    Cargando...