La devaluación del real incentivará a las exportaciones de Brasil

El Ministro brasileño de Economía celebró el freno impuesto a la apreciación de la moneda brasileña. No obstante, dijo que hay que mirar el costado negativo de la depreciación: la inflación llegaría al 6% en 2008.

Por
11deSeptiembrede2008a las13:11

La reciente devaluación del real brasileño afectará de manera directa a las exportaciones del país, que se verán incrementadas dado el aumento de interés en la demanda externa. Sin embargo, el triunfo podría traer consigo un aumento de la inflación, que según los expertos alcanzará el 6% en 2008.

El Ministro de Finanzas, Guido Mantega, no ocultó su alegría ante el freno de la revaluación que durante este año ha ido arrastrando la moneda local, y que estaban afectando de manera directa a la competitividad de las exportaciones.

Pero Mantega también advirtió a las autoridades sobre la “cara mala de la moneda”, y es que esta pérdida de valor de la moneda local podría incidir de manera negativa en la inflación, que se vería incrementada, dejando de lado los esfuerzos de contención del Banco Central.

El Banco Central de Brasil se ha visto obligado durante el primer semestre del año a llevar a cabo una política monetaria restrictiva, con sucesivas alzas de los tipos de interés con el objetivo de contener las subas en los precios.

Al cierre de la sesión mensual del Comité de Política Monetaria, se podría dar de nuevo un giro alcista a los tipos, que actualmente se encuentran en una tasa del 13%, a fin de contrarrestar el efecto expansivo que vendría a cargo de la devaluación del peso brasileño. En definitiva, el balance de esta nueva situación es positivo, ya que tal y como ha declarado el propio Mantega, "con aquel cambio que teníamos, muy valorizado, había un perjuicio en las cuentas externas", y con esta autocorrección, que no tiene intervención del Estado, "habrá un desempeño exportador mejor".

Temas en esta nota

    Cargando...