La soja y el arroz se asocian en Entre Ríos

En una jornada de actualización técnica organizada por Biagro en Villaguay, el sistema de rotación de cultivos soja-arroz será protagonista entre las estrategias de manejo más rendidoras para la región.

Por
11deSeptiembrede2008a las16:27

El viernes 19 de septiembre, en la Sociedad Rural de Villaguay, Laboratorios Biagro S.A., empresa líder en inoculantes para leguminosas en el país, invita a su jornada “Soja + Arroz”, una reunión de actualización técnica que contará con las últimas novedades en estrategias de rotación, inoculación y fertilización de ambos cultivos.

En el centro y norte de Entre Ríos, a partir de 1998 comenzó a avanzar el cultivo de soja sobre los lotes que tradicionalmente eran arroceros. Esto coincidió con una retracción importante de la superficie del arroz en la provincia provocada por una crisis internacional de precios. Pese a esto, el arroz comenzó a recuperarse a partir de 2003 en toda esta región, donde es un cultivo seguro, sin embargo la soja no perdió superficie.

“Lo que ocurrió es que se empezó a usar la rotación arroz-soja de un año a otro, un planteo que significó un aporte para el productor tradicionalmente arrocero”, afirmó el Ing. Juan José de Batista, del INTA Concepción del Uruguay. Y explicó que “este sistema permite en el cultivo de soja combatir muy bien las malezas competidoras del arroz, como las gramíneas de verano (equinocloas), y obtener luego, entre 300 y 500 kg./ha. más de soja, alcanzando los 3.000/3.500 kg/ha”.

Esto se da porque los cultivos de soja sembrados sobre arroceras cuentan con un perfil de humedad óptimo, ya que el lote de arroz está 80 días inundado, permitiendo una reserva de agua que se mantiene, aún en años secos o de lluvias moderadas. El arroz, por su parte, mantiene sus rendimientos habituales, porque es mucho más independiente de las características del suelo que la soja.

Entre los inconvenientes, de Batista mencionó que “los ensayos de 8 años con esta rotación muestran una caída en los porcentajes de contenido de materia orgánica, pero que se compensa con una excelente respuesta a la fertilización y un correcto manejo de los cultivos”.

El especialista indicó que la clave está en lograr un buen manejo del suelo entre cada cultivo. “Si la soja se hace con el suelo bien liberado y se cosecha en condiciones secas, sin hacer huella, prácticamente se puede sembrar el arroz solamente haciendo las taipas (diques para retención del agua en el riego del arroz), o sea, casi sin laborear”, indicó.

La Jornada

De la jornada, destinada especialmente a técnicos, participarán el Ing. Juan José de Batista, del INTA de Concepción del Uruguay, quien hablará del arroz, su respuesta a la fertilización y su lugar en el sistema de rotaciones. También hará referencia a estrategias de fertilización en soja.

La Ing. María Fernanda González Fiqueni, R&D de Biagro, detallará las ventajas y virtudes del nuevo Biagro Total, una nueva tecnología de inoculación en soja. También se abordarán las particularidades de uso en el cultivo de arroz del curasemilla fungicida Vitavax.

Por la tarde, el Ing. Walter Santone, Breeder de Nidera, brindará un panorama sobre las variedades de soja adaptadas al la zona centro y norte de Entre Ríos, haciendo foco en la fecha de siembra óptima en cada caso.

A continuación, el Ing. Roberto Domínguez, integrante del Programa de aplicación y manejo eficiente de inoculantes (PAMEFI) de Biagro, se referirá a las particularidades en el manejo y aplicación de inoculantes. Sobre el cierre se abrirá una mesa redonda de debate y evaluación del encuentro.

Temas en esta nota

    Cargando...