La anti-política agropecuaria oficial y la falta de lluvias contribuirán a lograr una pésima campaña maicera 2008/09

Los costos de producción del cereal son tan altos que muy pocos productores están en condiciones de afrontar una inversión de semejante magnitud. Los precios internos apenas se movieron en el último año. Caerá la superficie y se resentirán los rindes esperados por falta de agua y un menor empleo de tecnología.

Por
11deSeptiembrede2008a las16:29

Productores de las principales regiones agrícolas del país aseguraron hoy que la anti-política agropecuaria que implementa el gobierno nacional y la falta de lluvias contribuirán a lograr una pésima campaña de maíz 2008/09.

En la zona sur de la provincia de Santa Fe, según comentaron los empresarios agrícolas, se está evaluando la posibilidad de retrasar la siembra del cereal a los meses de noviembre/diciembre, de manera tal de que el perfil de humedad del suelo tenga más posibilidades de mejorar y también para reducir el nivel de fertilización nitrogenada.

"La mayor parte de los productores están pensando en aguardar a que se recarguen los perfiles del suelo, porque con el nivel (de agua útil) presente en la actualidad es imposible comenzar la implantación", dijo hoy a Infocampo Adrián Rovea, asesor del CREA Teodelina (Sur de Santa Fe).

"Se está volviendo cada vez más complejo adquirir insumos a los precios actuales; existen muchas quejas por la falta de dinero y financiación", indicó Rovea, para luego mencionar que "indudablemente el área de siembra va a disminuir notablemente".

En la región núcleo maicera del Sur de Santa Fe la inversión directa –con el valor de los insumos al día de hoy– para hacer una hectárea de maíz en campo propio ronda los 650 u$s/ha, mientras que en el ciclo 2007/08 dicho costo fue del orden de 300 u$s/ha.

"Con estos valores está claro que muchos pequeños y medianos productores quedarán fuera del negocio; la realidad se complicó mucho a partir de las políticas oficiales", comentó Jorge Minteguiaga, coordinador de los grupos CREA de la región Sur de Santa Fe.

"Ningún productor quiere bajar la tecnología, pero en estas condiciones no hay otra alternativa porque de lo contrario el negocio no cierra", señaló Minteguiaga, y añadió que "la incertidumbre presente es muy grande y no permitirá que haya buenas inversiones".

Los precios internos del maíz (primero pisados por la política oficial y luego terminados de planchar por la fuerte baja ocurrida en las últimas semanas en las cotizaciones de referencia del mercado de Chicago) quedaron completamente desacoplados del brutal incremento de los costos de producción del cereal.

En la zona de influencia de Rosario (Up River) las ofertas por el maíz disponible se ubican esta semana en torno a 400 $/tonelada contra 375 a 380 $/tonelada un año atrás. El derecho de exportación aplicado sobre el cereal es del 28% del valor FOB.

"Hay un ambiente muy poco propicio para afrontar la siembra de maíz: no se están consiguiendo los insumos que se necesitan a los precios que publicita el gobierno", manifestó Ermete Ventura, productor de la localidad cordobesa de Monte Buey.

"Si hubiera una política de largo plazo, todos los inconvenientes se solucionarían a través de un plan que contemple los desniveles que se producen en el mercado local e internacional", apuntó Ventura. "El nivel de riesgo con los precios actuales y la falta de lluvias hace que muy pocos productores estén dispuestos a arriesgar su capital", concluyó.

La siembra tentativa de maíz 2008/09 sería de 2,85 millones de hectáreas, una cifra 10,9% inferior a la del ciclo 2007/08, según indicó el viernes pasado el informe de evolución de cultivos de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires.

Temas en esta nota

    Cargando...