La extraordinaria rentabilidad de la soja no existe a la hora de planificar la producción

Un asesor del grupo CREA NOA determinó, en su análisis, que los márgenes de ganancias pueden ser mínimos.

Por
12deSeptiembrede2008a las07:30

Las insistentes versiones -sobre todo durante el conflicto entre el Gobierno y el campo- respecto de que la rentabilidad que estaba obteniendo el sector agrícola argentino era extraordinaria, dieron por tierra cuando se realizó la planificación de la campaña que está por comenzar dentro de dos meses en el NOA. “ Vimos que esta renta extraordinaria no sólo no existe sino que en muchas situaciones es directamente negativa”, aseguró a LA GACETA Rural Marcelo Zucal, asesor Crea del grupo El Palomar.

Explicó que al evaluar los distintos cultivos de la campaña gruesa que se avecina, se pueden detallar las amenazas con las que se encontrará el productor agrícola, sobre todo del NOA.

• Soja: los puntos más destacados a tener en cuenta son:
• La gran volatilidad en los mercados, sumado a las trabas que aún existen en la exportación de granos y aceites hacen que las diversas opciones sobre coberturas no estén al alcance del productor,o bien el panorama sea muy confuso. Al momento de este nota, el valor pizarra llegó a un mínimo de $ 790/t, (el menor de desde octubre de 2007).
• A la suba del precio de los insumos, en especial el glifosato y los fertilizantes, ambos más del 200% (en dólares ) en un año, se suma el aumento del precio y los problemas de logística del gasoil, que en algunos casos llega a casi $ 3 el litro, sin olvidar la suba de la mano de obra en el último mes, del 30%.
• En el Cuadro 1 se ven los costos de  producción con un planteo técnico promedio, esto es: 15 kg de P como elemento, insecticida curasemilla (Tiametoxan), y un fungicida (estrobilurina). Si a los gastos de producción se agrega un arriendo fijo de u$s 170/ha, el total de producción asciende a u$s 560/ha

En el Cuadro 2 muestra los distintos rendimientos de indiferencia que se necesita ante distintas alternativas de precios de venta, respecto del planteo técnico del cuadro 1. Si en lugar de arrendar un campo a precio fijo es a porcentaje, los valores de rendimientos de indiferencia son similares. Con este tipo de arriendo se prevé un eventual fracaso de cosecha. En general, este método se da en zonas marginales, donde es mayor la posibilidad de un quebranto por el clima.

Para completar el panorama, en el gráfico 3 se ven los rendimientos de las últimas cinco campañas en campos de los grupos CREA de la región NOA, en una superficie analizada de 680.000 ha,  con rindes promedio de 2.590 kg/ha.

Según Zucal, si se ve el gráfico y se toma el precio pizarra de la última semana, el rendimiento de indiferencia para un arriendo fijo o a porcentaje se ubica en 2.600 kg/ha, lo que significa que de las últimas cinco campañas ese rendimiento se ubica durante tres años por debajo del rinde de indiferencia. Y el promedio general de las cinco campañas analizadas se encuentra justo en el rendimiento de indiferencia.

Agregó el especialista que otras amenazas, de orden técnico, con la creciente presión de Sternechus (picudo grande); la roya de la soja, que ya está instalada en el NOA y que en la última campaña la presión  -sobre todo en el norte de Salta- fue tan alta, que en la mayoría de los lotes comerciales se trató hasta tres veces con fungicidas, y aún así se produjeron pérdidas de rendimiento.

Finalmente, Zucal precisó que estos datos fueron incorporados sin los respectivos tributos (a las Ganancias; impuestos a las transacciones económicas; impuestos  provinciales y tasas municipales), ya que si se los agregan los resultados agronómicos pueden arrojar un déficit o una rentabilidad pequeña.

Temas en esta nota

    Cargando...