Eficiencia en el Manejo y Gestión de los Recursos Productivos y Tecnológicos de la Empresa Agropecuaria

Al analizar la detección y el manejo agronómico de la heterogeneidad de ambientes de producción el Ingeniero Fernando Menéndez (AACREA) se refirió a 5 puntos fundamentales para encarar un trabajo de agricultura por ambientes, entre los que identificó la delimitación de los ambientes y su caracterización, las reglas de decisión (que interactúan con la tecnología para potenciar a cada ambiente), la aplicación y el seguimiento en el tiempo.

12deSeptiembrede2008a las17:49

“Cuando se delimitan y caracterizan cada uno de los ambientes, lo normal es que sólo se cambie el nivel de insumos utilizados o bien se varíe la intensidad de aplicación. Sin embargo, ésta no es la única alternativa puesto que además se puede acomodar el ciclo del cultivo para adecuarlo a la mayor disponibilidad de los recursos”.

En lo que respecta a las aplicaciones, el Ingeniero Menéndez desmitificó la necesidad de estar a la vanguardia con la tecnología de la agricultura de precisión. “Para hacer agricultura por ambientes lo que necesitamos es delimitar y caracterizar muy bien los ambientes para conocer qué tenemos. Luego, las aplicaciones las podemos llevar adelante y en forma eficiente con los mismos equipos que venimos trabajando. Por supuesto que las nuevas herramientas permiten simplificar la tarea”.

Antes de que un productor se plantee empezar un proyecto de agricultura por ambientes, Menéndez recomendó que deberá fijarse objetivos y seguirlos. “Hay que pensar que esto no es sólo cambiar la fertilización nitrogenada. Hay mucho por hacer y esperar como resultado, sobre todo si lo pensamos no como cultivo sino como un sistema”, concluyó.

Posteriormente, el Dr. Pablo Calviño (AACREA – El Tejar) realizó un análisis de la productividad y el riesgo de la empresa, que redundarían en la mejor gestión técnica agrícola. “El dinamismo del sector es increíble. La renta en Argentina la está proporcionando hoy la mente de los productores más que la tecnología. Comparto las 7 maravillas de Illinois que destacó el Dr. Below, pero creo que se adaptan sólo para la realidad de esos países. En este contexto, con intervenciones, sin reglas claras y con dificultades para planificar, creo que hoy la renta principal es la cabeza del productor”.

En otro orden de cosas Calviño trató de desentrañar las variables que definen la renta de las empresas. Hablando puntualmente del Tejar explicó que “la incorporación de los doble cultivos dieron aumento en la renta de más del 30% y el crecimiento horizontal del grupo aumentó un 38%”.

“Muchos saben lo que hay que hacer, lo que difiere es el cómo hacerlo. La clave es aprovechar las redes de conocimiento y ser parte de ellas. El desafío para los asesores es no limitar la capacidad de liderazgo de las empresas”, recomendó.

Entre los parámetros para tener cuantificadas todas las variables susceptibles de ser conocidas y acotar el riesgo al que se enfrente la empresa, Calviño recomendó el uso de los mapas satelitales de muy bajo costo, de mapas de suelo actualizados en el tiempo, los mapas de medición de tosca en el suelo, los datos que arrojen luz sobre la posibilidad o no de que ocurran heladas tardías y el uso de modelos de simulación que requieren ser validados para que resulten confiables.

Por otra parte, el Dr. Calviño también se hizo eco de la dificultad a la que se enfrentan los empresarios hoy al no poder contar con un mercado a término que les permita capturar precio. “Invertir 500 dólares /ha en el caso de los que tienen tierras y 800 dólares /ha en el caso de los que alquilan, y no poder asegurarse la variable de mayor riesgo que es el precio, no los deja a los empresarios agropecuarios bien parados”, argumentó.

A modo de cierre de la primera jornada, el Dr. Emilio Satorre sintetizó algunas ideas para dejar en la cabeza el ronr

Temas en esta nota

    Cargando...