Cooperaría el FMI con el Indec

Acercamiento para moderar críticas

Por
13deSeptiembrede2008a las08:05

El Fondo Monetario Internacional (FMI) podría cooperar para "mejorar la calidad" de las cuestionadas cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), según se conversó en una reunión entre representantes de ambos organismos. El encuentro se produjo hace algunos días en la sede del organismo multilateral en Washington como un gesto para intentar acercar posiciones ante la amenaza de que el FMI oficialice su desconfianza respecto de lo que informa el Indec desde enero de 2007.

La directora del Indec, Ana María Edwin, se reunió con representantes del Departamento de Estadísticas que dirige William Alexander. Fuentes oficiales indicaron a LA NACION que el encuentro fue "positivo" y que dejó un canal abierto para futuros encuentros si el Gobierno lo aceptara.

En ese contexto se esbozó la posibilidad de que el Fondo colabore para mejorar la confiabilidad de los índices, una idea que no terminó de sellarse pero que tampoco recibió una negativa por parte de la comitiva argentina.

El encuentro fue amable, entre otras razones, porque la conducción del Indec que responde al polémico secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, hizo una presentación por escrito que apuntó sólamente a las "cuestiones metodológicas" sobre las que se basaría el Indice de Precios al Consumidor (IPC). Nada se dijo sobre la supuesta adulteración que investiga la Justicia, o sobre las cambios realizados para colocar en el índice sólo los precios incluidos en los acuerdos firmados por el Gobierno, que en la práctica no se cumplen.

Maquillaje
Ayer, la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) indicó en un comunicado que "el problema del Indec no es metodológico, sino una intervención política para manipular indicadores socioeconómicos".

La reunión contó con la anuencia de Moreno (que a su vez consultó sobre la cuestión al ex presidente Néstor Kirchner) y forma parte de la estrategia de "maquillaje" que lleva adelante el jefe de gabinete, Sergio Massa, para que se hable mejor del Indec sin anular la manipulación de los datos.

En particular, tal como informó LA NACION hace dos meses, existe preocupación por el pronunciamiento oficial que pueda realizar el FMI, ya que si afirma que las estadísticas argentinas no son confiables le daría un argumento legal a los inversores que tienen bonos ajustables por inflación y que se sienten estafados por el Gobierno.

Hace un par de meses se pensaba que el FMI blanquearía esta cuestión en su informe sobre las perspectivas económicas del mundo que está en plena elaboración y que se difundirá en la asamblea anual que se realiza en octubre. A partir de esta reunión, habrá que ver si el Fondo prefiere evitar otro frente de conflicto con la Argentina o si expresa oficialmente lo que todos los economistas, cercanos o críticos al Gobierno, ya no callan: que el IPC sólo refleja un tercio de la inflación real y que la manipulación se extendió como metástasis a otras cifras como producción industrial, crecimiento y pobreza.

 

Temas en esta nota

    Cargando...