Se acentúa la crisis en el sector lácteo

Hay dos plantas procesadoras cerradas en la zona de Rafaela. Sesenta obreros las mantienen ocupadas. La paga que reciben los tamberos no alcanza a cubrir los costos.

13deSeptiembrede2008a las08:32

La crisis que enfrenta el sector lácteo impacta fuertemente en todos los componentes de la cadena. La producción está desfinanciada -lo que perciben los tambos no alcanza a cubrir los costos-, se aceleró la liquidación de vientres por la sequía, y la industria entró en un declive que se refleja en el cierre de pequeñas y medianas plantas elaboradores en el corazón de la principal cuenca lechera de América Latina.

El horizonte no es más auspicioso: el cierre progresivo de tambos provocará una sensible caída de la producción, con la consecuente reducción de leche para procesar y hasta la nunca desmentida posibilidad de tener que importar materia prima, y el aumento de la desocupación.

En la última reunión de la Comisión de Industrias de Rafaela, representantes del sector lácteo coincidieron en señalar que los acuerdos suscriptos con el gobierno el 2 de julio -y prorrogados hasta el 30 de setiembre- generaron mayor inquietud, ya que deben abonar 94 centavos por litro de leche, en un momento de sobreoferta en el mercado zonal, aumento de la producción y caída de precios internacionales.

"El combo es mortífero para las pymes, que ya advirtieron que no podrán pagar más de 84 centavos", apuntó el sitio industriarafaela.com al referirse a los testimonios escuchados en ese encuentro.

Los cierres
Según los empresarios, en menos de un mes cerraron dos industrias en el oeste provincial: Lácteos La Cabaña, de Rafaela, y Lácteos San Juan, de Coronel Fraga. Los informes obtenidos en la zona permiten adelantar que pequeñas procesadoras de leche de la zona, con idénticas dificultades para continuar operando, analizan la posibilidad de cesar en sus actividades.

El panorama en la Láctea San Juan, instalada en jurisdicción de Coronel Fraga desde el 2000, es complicado. La planta fue tomada por los 31 trabajadores, y se aguardaba hoy una reunión con funcionarios de la delegación Rafaela del Ministerio de Trabajo, a los efectos de adoptar una medida en resguardo de la fuente de trabajo.

"La Cabaña", un emprendimiento familiar fundado en noviembre de 1983 como extensión de una explotación de la familia Armando, también continúa tomada por sus 30 trabajadores. Esa planta llegó a elaborar 100 mil litros diarios.

Falta rentabilidad
Sobre la situación de las pymes lácteas, la Asociación de Pequeñas y Medianas Empresas Lácteas (Apymel) explicó que "ante la falta de rentabilidad de las Pymes, grandes multinacionales hoy son captadoras de los tambos abastecedores de nuestras fábricas, lo que nos incrementa la capacidad ociosa instalada, va a producir conflictos laborales y económicos que van a llevar a la destrucción del sistema Pyme lácteo nacional, que redundara en graves problemas para los pueblos del interior que dependen en muchos casos de estas industrias para su economía regional".

"La situación actual dista mucho de la acontecida para la fecha de la firma del acuerdo en el mes de julio, con una importante caída del poder de compra de la materia prima, por lo que para el mes de septiembre, ninguna empresa Pyme podrá superar los $ 0,84 por litro de leche, sin tener quebrantos. Atento a esto es absolutamente necesario que el diferencial entre este valor y el precio de los productores sea aportado por el Estado mientras perdure esta emergencia y se implementen las políticas de mediano y largo plazo que den previsibilidad al sector", resaltó Apymel.

En la zona

oeste, donde está concentrada la actividad láctea, los insumos van adquiriendo valores inalcanzables para los productores. No hay pasto y un rollo de

forraje de mediana calidad se puede adquirir abonando entre 150 y 180 pesos.

Ayer en Navarro
La Asociación de Pequeñas y Med

Temas en esta nota

    Cargando...