Argentina: menos maíz y trigo, más soja

El USDA recortó las proyecciones de producción de cereales en el país.

Por
15deSeptiembrede2008a las07:13

El Departamento de Agricultura de Estados Unidos, (USDA, según sus siglas en inglés) redujo el viernes un 13,6% su estimación de la producción de maíz argentina para la campaña 2008/09, que está por comenzar. De los 22 millones de toneladas que preveía en su informe de oferta y demanda mundial de granos anterior, de agosto, la cartera agrícola estadounidense pasó a estimar ahora 19 millones de toneladas del cereal.

Por otro lado, el organismo recortó en 2 millones de toneladas las exportaciones argentinas de maíz, de los 15 millones de toneladas que calculaba el mes pasado, a 13 millones. La Argentina es (hasta ahora) el segundo exportador mundial de este cereal, detrás de Estados Unidos.

Además, el USDA también recortó recortó el viernes sus estimaciones de producción y exportación de trigo argentino 2008/09 en 1 millón de toneladas cada una. Así, pasó a estimar una cosecha de 12,5 millones de toneladas, desde los 13,5 millones previos, mientras que prevé exportaciones argentinas del cereal de 7,5 millones de toneladas, frente a los 8,5 millones que calculaba el mes pasado.

Otro cantar

Mientras la sequía local no afloja, los insumos se encarecieron, no se dan estímulos para sustituir la siembra de soja por la de maíz, y la incertidumbre reinante tras el intento oficial de imponer el esquema de retenciones móviles inclina la balanza hacia lo menos caro, no es de extrañar que mientras se reducen las proyecciones de los cereales argentinos, aumenten las previsiones de la oleaginosa.

En este sentido, el USDA elevó su cálculo de cosecha de soja 2008/09 a 50,5 millones de toneladas, frente a los 49,5 millones del mes pasado. En la misma proporción elevó su pronóstico de las exportaciones argentinas de la oleaginosa, a 13,9 millones de toneladas, desde los 12,9 millones previos.

Debilidad de las cotizaciones

Según Ricardo Baccarin, de la consultora Panagrícola, las bajas cotizaciones de los granos de las últimas semanas, por la mayor fortaleza del dólar en el mundo, se vieron también afectadas por la mejora en las condiciones climáticas de las principales zonas productoras de Estados Unidos, así como por el clima enrarecido de las mayores plazas financieras mundiales.

Sin embargo, el especialista destacó que hay potenciales factores alcistas, como la adversa situación climática que vive la Argentina y la menor área sembrada con soja en Brasil.

Temas en esta nota

    Cargando...