Buzzi vs. Grobocopatel: las divisiones entre los protagonistas del campo

Distintas miradas sobre los precios, la renta y como se trabaja la tierra.

Por
15deSeptiembrede2008a las07:15

Los dos fueron galardonados con el Premio Konex , Eduardo Buzzi en su rol de dirigente empresario y Gustavo Grobocopatel como modelo de firma agropecuaria. Durante la prolongada protesta del campo, Buzzi, que preside la Federación Agraria, ubicó literalmente a Grobocopatel en la vereda del frente al criticar a Los Grobo como pool de siembra. Grobocopatel contradijo las expresiones del dirigente al señalar que Los Grobo "somos muchos y nuestra principal actividad no es la de un pool". Desde entonces, no habían tenido contacto y lo hicieron en la entrega de los Konex, el martes pasado, por iniciativa de Clarín. Ese día, Eduardo Buzzi fue uno de los más aplaudidos de la noche. Y al ver a Grobocopatel le prometió que en adelante no lo iba a asociar más con los pools. Puestos a definir el futuro del campo, difieren en algunos aspectos y se complementan en otros. Aquí las proyecciones:

--¿Qué puede pasar con el precio de los granos, la carne y la leche?

Gustavo Grobocopatel: Desde hace 5 años hay más demanda que capacidad de aumentar la oferta. Creo que las posibilidades de crecer en productividad están ligadas en el corto plazo al mayor uso de tecnología disponible que es cara en relación a los precios. Los mercados tienen otra dinámica y hay más volatilidad, de allí que los precios puedan subir y bajar, pero siempre dentro de un rango más alto que el que vimos las últimas décadas.

Eduardo Buzzi: La rentabilidad del sector está en franco, marcado y sostenido deterioro entre la combinación de una caída pronunciada de 30% de los precios internacionales. Es cierto que la cotización de US$ 400 por tonelada de soja, no es tan mala. Y se verifica un reacomodamiento de precios que tienden a la normalidad. El problema no está afuera sino adentro por las retenciones del 35%.

--En la Argentina el 50% de la superficie productiva está alquilada. ¿Existe esa modalidad en otros países?

GG: El arrendamiento existe masivamente en otros países ya que es una tendencia natural debido a la necesidad de especialización, incorporación tecnológica y de escala de trabajo. Si bien la concentración es un fenómeno que se inició en la década del 40 y el 50, se ha acelerado en los últimos años por el aumento de los costos y la necesidad de mayores conocimientos.

EB: Creo que hay contemplar el costo del alquiler. El INTA de Marco Juárez sostiene que a los niveles actuales para que una explotación sea rentable, quien arrienda debe trabajar como mínimo una extensión de 1.000 hectáreas en el caso de la soja. Por otro lado la concentración es alta. En la Argentina 5.500 familias ostentan el 54% de la tierra.

--¿Qué les parece el proyecto de ley de arrendamiento?

GG: Es un proyecto muy vasto con aspectos positivos como los que ponen foco en las rotaciones , siembra directa ( debería decirlo explícitamente) y el largo plazo en los contratos. Aunque hay muchas cosas que los productores hacen si los incentivos existen, indepedientemente de las leyes. Por ejemplo la tasa de adopción de siembra directa fue la mayor del mundo en Argentina. Creo que nunca en la historia agrícola de Argentina estuvimos tan bien en el tema de conservación, vasta con revisar los procesos de erosión hídrica y eólica entre las décadas del 40 y el 80. Pero hay aspectos que son restrictivos y van contra la posibilidad de crecimiento y desarrollo de la agricultura y las personas.

EB: Es un proyecto moderno y con los niveles de intervención posibles en estos tiempos. El manejo actual no es el de una agricultura sustentable ya que se repone apenas el 30% de los minerales que se sacan con cada cosecha.

Por Silvia Naishtat.

Temas en esta nota

    Cargando...