La ganadería del Norte crece "a los ponchazos"

Hoy tiene el 37% de las vacas del país, pero la faena se realiza en otras zonas productoras.

15deSeptiembrede2008a las07:23

En los últimos años, la ganadería se está corriendo hacia el norte argentino. Mientras que el rodeo vacuno de la llanura pampeana retrocedió en un millón de cabezas, en nuestra región creció dos millones. Hoy, la ganadería del NOA y el NEA representa el 37 por ciento del stock del vacuno nacional. Ahora bien, siete de cada diez reses son faenadas fuera de la región, hay cuatro millones de cabezas en explotaciones de menos de 200 animales y la cría, recría y engorde de bovinos se produce en sistemas extensivos utilizando pastizales naturales como principal recurso alimenticio.

La organización Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA) reclamó un plan para toda la cadena de ganados y carnes, que tenga especialmente en cuenta la importancia social del sector en el Norte argentino por entender que con "rentabilidad y la previsibilidad" la actividad en la zona "tiene un gran potencial de crecimiento".

Para que ese potencial se traduzca en beneficios concretos, la entidad exige un "plan estratégico" que haga viable una actividad que contribuye "al desarrollo de la economía, al aumento del empleo y a la calidad de vida de la región".

Mucho costo y poca tecnología

El ingeniero agrónomo Alejandro Liotti sostiene que el problema de la ganadería pasa más por los altos costos de producción que por precios muy bajos -"los valores del kilo vivo no difieren mucho de los históricos"- y para salir de la cuestión la actividad está obligada a aumentar la productividad.

Para ayudar a ello, Liotti propuso crear para el Norte un centro de estudio y experimentación comparable a lo fue el INTA Balcarce para la ganadería de la Cuenca del Salado. "La clave es entender que la tecnología debe satisfacer a todos los segmentos. Los técnicos no deben ir a todos los campos con la misma receta".
Roberto Bisang, economista de la CEPAL, resumió que en el Norte argentino "hay una ganadería que crece mucho pero no es acompañada con el sector industrial: exporta abasto e invernada, faena poco e importa carne de otras regiones, específicamente el rezago de exportación", describió.

También señaló que en el Norte "se faenan 800 mil cabezas pero se mueven 2,4 millones para ser procesadas en frigoríficos de Rosario o Santa Fe", una deficiencia grave a la hora de pensar en la construcción de una cadena de ganados y carnes. "Lo sensato es que viaje el valor agregado y no importarlo", dijo Bisang.

Forrajería

El veterinario Carlos Peruchena describió que en el Norte la cría, recría y engorde de bovinos se produce en sistemas extensivos utilizando pastizales naturales como principal recurso alimenticio, un obstáculo importante porque "las gramíneas tropicales son una limitante para la intensificación de la producción", especialmente en el período otoño-invierno. En este orden propuso intensificar la producción con la incorporación estratégica de recursos forrajeros de mayor calidad, aprovechando también la gran variedad de granos que se siembran en la zona, subproductos industriales y silajes de sorgo y maíz. La mejor alimentación -señaló- posibilitará aumentar la carga por hectárea, acelerar el crecimiento y engorde de bovinos, alterar la estacionalidad de la comercialización y mejorar el ingreso.

Piden políticas para la ganadería

La organización Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (CREA) reclamó un plan para toda la cadena de ganados y carnes, que tenga especialmente en cuenta la importancia social del sector en el Norte argentino por entender que con "rentabilidad y la previsibilidad" la actividad en la zona "tiene un gran potencial de crecimiento".

El planteo fue formulado en el documento "Por una ganadería que contribuya al desarrollo integral del Norte argentino".
C

Temas en esta nota

    Cargando...