Las automotrices redujeron sus anuncios de inversión

Aunque harán desembolsos este año, dudan del futuro, algo que no ocurría desde la crisis.

15deSeptiembrede2008a las07:31

La cara brillante de la moneda: la industria automotriz habrá invertido al final de este año unos 1800 millones de pesos, casi un 90% por encima de las cifras correspondientes al año pasado. La cara oscura: en lo que va de 2008, se anunciaron proyectos futuros de inversión por apenas un cuarto de lo que se prometió en 2007.

Aunque la mayoría de las 11 terminales que operan en el país está ejecutando planes de inversión que implican ampliar sus instalaciones, aumentar su capacidad productiva, desarrollar proveedores o fabricar un modelo enteramente nuevo, en los últimos meses abandonaron la dinámica que las caracterizó el año pasado: anunciar millonarios desembolsos para los próximos años.

Básicamente, las automotrices -que en los últimos años encabezaron el crecimiento industrial- encuentran que la competitividad del sector se ha visto disminuida respecto de los niveles alcanzados durante el primer gobierno kirchnerista, cuando el tipo de cambio real no se había visto tan afectado por la inflación. Y si bien esta situación no alteraría los proyectos ya anunciados, suscita alguna incertidumbre sobre qué pasará con el próximo ciclo de asignación de inversiones por parte de las casas matrices.

En junio del año pasado, el entonces presidente de la Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), Fernando Fraguío, había anunciado, luego de una reunión con el presidente Néstor Kirchner, que la industria en su conjunto invertiría 3500 millones de dólares durante el período 2007-2010. Fraguío pasó luego a ocupar el cargo de secretario de Industria del gobierno de Cristina Kirchner, y las previsiones de Adefa variaron: 4000 millones de dólares entre 2008 y 2013, lo que, en la práctica, representa una diminución del desembolso promedio anual de 875 millones a 667 millones de dólares.

Esta última cifra está más a tono con los 1800 millones de pesos (600 millones de dólares) que se calcula invertir en todo este año, según dijeron a LA NACION dos fuentes ligadas a la industria. El año pasado, el monto desembolsado se ubicó por debajo de los 1000 millones de pesos.

En materia de anuncios, el movimiento fue opuesto. Según un relevamiento efectuado por LA NACION, durante 2007 se anunciaron inversiones de mediano y largo plazo por un total de casi 1350 millones de dólares. El equivalente en lo que va del año trepa a menos de 350 millones de dólares.

Entre los anuncios del año pasado, figuran los 1000 millones de pesos comprometidos por Volkswagen para fabricar una nueva pick-up, los $ 700 millones de Peugeot-Citroën para ampliar su capacidad de producción, los $ 500 millones de Ford para producir dos nuevos vehículos, los US$ 200 millones de General Motors (GM) para lanzar un tercer modelo en su planta de Rosario y los US$ 100 millones de Honda para comenzar a fabricar autos en el país.

En lo que va del año, el mayor anuncio correspondió a Fiat, que prometió US$ 300 millones para ampliar su planta y mejorar su unidad de cajas de cambio y motores (la automotriz italiana, por otra parte, abandonó sus planes de fabricar pick-up junto con la empresa india Tata, para lo cual había prometido US$ 80 millones en 2007). El panorama de 2008 podría mejorar si se concreta la intención de la unión del empresario Franco Macri y la empresa china Chery de empezar a fabricar autos en el país con una inversión cercana a los US$ 500 millones.

"Hay un fuerte ritmo de inversión en todas las terminales. Pero esas inversiones, anunciadas el año pasado en su mayor parte son producto de decisiones de tres o cuatro años atrás -dijo a LA NACION el presidente de General Motors Argentina, Edgar Lourençon-. La duda es la decisión que estamos tomando ahora para el futuro, para los próximos tres o cuatro años. Y ahí sí

Temas en esta nota

    Cargando...