El dólar seguirá presionado y no habrá mejoras en bonos

Aunque advierten que el tipo de cambio podría ir a $ 3,15 o $ 3,20 sin ser inflacionario, no está Redrado dispuesto a dejarlo escalar de golpe. Será clave el contexto externo.

Por
15deSeptiembrede2008a las07:44

En la city porteña comenzó un exilio. Cuánto durará, dependerá de la evolución del valor del dólar. Para los inversores, el negocio manda aunque –paradoja– los argentinos consideran que es más negocio ganar con la probable apreciación del dólar antes que pararse sobre un bono local en dólares. Esto, a pesar de que el bono ya paga una tasa de retorno de 18% anual.

El exilio habla de aquellos que decidieron que ya era hora de vender sus bonos. Los últimos inversores, un verdadero ejército de estoicos aventureros que apostaban a la aparición de algún anuncio gubernamental que destrabara la incertidumbre, algo al estilo Club parisino.

Esta semana, buscarán, en cambio, comprar dólares para aprovechar lo que ellos consideran una apuesta segura: la suba de la moneda estadounidense en todo el mundo. Y en la Argentina también. Aunque ya el viernes el Banco Central había puesto paños fríos en el mercado. Con una leve intervención de u$s 10 millones en el spot, la entidad que preside Martín Redrado mantuvo a la divisa en $ 3,08 en el circuito mayorista y $ 3,10 en el minorista. Mientras que el “contado con liqui”, el tipo de cambio que utilizan quienes quieren sacar divisas del país sin pasar por el mercado formal, cerró estable a $ 3,12.

El Central buscará evitar esta semana grandes oscilaciones en el tipo de cambio, para lo cual no descarta seguir vendiendo reservas. Sin embargo, en la autoridad monetaria reconocen que tampoco pueden ir en contra de la tendencia mundial de un dólar más fuerte (no más basta con mirar al real en Brasil) y estarían dispuestas a dejar que el tipo de cambio ascienda, pero de manera paulatina, hasta $ 3,15 o $ 3,20. Mucho más, no. Ya que preocupa en el BCRA el impacto que un peso tan devaluado podría tener en la demanda de dinero, ya de por sí bastante frágil. “Un dólar de $ 3,15 o $ 3,20 no es inflacionario. Pero nosotros no podemos tampoco hacer lo de Brasil, que deja que se deprecie tan fuerte la moneda, porque acá hay una gran tendencia a la dolarización. La gente enseguida reacciona sacando sus pesos de los bancos”, explicaron en el BCRA.

Parias

Hasta hace unos días, varios ahorristas habían decidido aprovechar las encumbradas tasas que terminaron pagando los títulos públicos locales. Pero los inversores argentinos son cada día más difíciles de convencer. Máxime, cuando el precio del dólar tocó fondo y rebotó. No los convencen ni las tasas del 30% que ya pagan algunos bonos en pesos como el Bonar V.

En la Bolsa califican de “fracaso” a la mecánica de recompra de bonos que el Gobierno. A pesar de los bajos niveles de precio, un bono benchmark como el Discount perdió 9% en 2 semanas. A esto ayudó el camino alcista que dibujó la divisa en las pizarras del microcentro.

“El desempeño de la renta fija es muy pobre”, señala Noelia Lucini, de Capital Markets. “Los bonos volvieron a ser golpeados primero por la inflación que se conoció el miércoles y después por el aumento del tipo de cambio”, agregó. Según la analista, el “entorno incierto” hace que “nadie quiera tener demasiado riesgo argentino en su cartera” por lo que “no hay apetito para esta clase de inversiones”. La city hace su reclamo. Dice “hasta que no se tomen medidas que apunten a atacar seriamente la inflación, sincerarla y dar garantías sobre cómo se financiará el país el año próximo, no habrá cambios significativos”.

Por Julián Guarino y Florencia Donovan.

Temas en esta nota

    Cargando...