Chaco: por la sequía se rematan vacas conserva a precios de 0,60 a 0,75 $/kg

En la provincia los valores de la hacienda están muy deprimidos porque las condiciones generales del ganado no permiten la realización de fletes demasiado largos. La demanda local no tiene donde colocar a los animales ante la ausencia de recursos forrajeros.

Por
17deSeptiembrede2008a las16:32

La extrema sequía presente en las regiones ganaderas de la provincia de Chaco obliga a los productores a desprenderse de sus animales a precios bajísimos.

Los precios de los novillos en la zona no exceden los 2,70 $/kg en pie, mientras que por las vacas conserva apenas se paga entre 0,60 y 0,75 $/kg.

“Estamos rematando literalmente la poca hacienda que nos queda; ya no hay condiciones para poder alojarla ni agua, ni verdeo para alimentarla. Preferimos perder plata vendiendo a estos precios antes perder todo y seguir aumentando nuestras deudas”, dijo hoy a Infocampo Carlos Robledo, titular de la Federación Chaqueña de Sociedades Rurales (Fechasoru).

En el Mercado de Liniers, hoy miércoles se comercializaron 118 vacas conserva buenas en un rango de 1,20 a 1,90 $/kg y otros 21 ejemplares en estado regular de esa misma categoría en valores de 1,30 a 1,55 $/kg.

“Estamos ante un panorama de una sequía histórica donde hay lugares que no habían soportado jamás la falta de lluvias por períodos superiores a los once meses”, relató hoy a Infocampo Oscar Muchutti, presidente de la Sociedad Rural del Centro Chaqueño.

“Este año casi no produciremos girasol; no estamos en condiciones de implantar lo planificado, mientras que las cabezas de ganado se liquidan de una manera formidable”, añadió el productor.

Según las últimas estimaciones de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, al viernes pasado se habían sembrado en el NEA apenas 135.000 hectáreas de una intención de siembra inicial de 325.000 hectáreas (que difícilmente se llegará a cumplir si no cambian las actuales condiciones climáticas).

“En nuestra zona tenemos que terminar la siembra de girasol hacia fines de agosto para evitar riesgos posteriores, cosa que no pudimos hacer”, indicó Carlos Alberto Vera, delegado de la Sociedad Rural Argentina (SRA) en Chaco y Formosa.

La situación de extrema sequía se extiende desde varias zonas del centro hacia el sur y el sudeste provincial, donde los registros promedios de lluvias en un año calendario –de septiembre a septiembre– arrojan cifras que van desde 1200 a 1400 milímetros. Si esos datos se comparan con los del ciclo anual anterior, la merma supera los 1000 milímetros.

El consignatario local Gustavo Guarrochena indicó que, si bien existen casos puntuales donde se consigue vender la hacienda a precios cercanos a los presentes en la región pampeana, los valores están muy deprimidos por las condiciones generales de la hacienda –que impide fletes largos– y las dificultades de la demanda regional (que no dispone de recursos accesibles o económicamente razonables para alimentar a la hacienda).

“Por más que haya una buena calidad de hacienda, dentro de nuestra situación los compradores no están en condiciones de alojarla”, explicó Guarrochena.

Temas en esta nota

    Cargando...