En dos años se duplicó la falta de productos en supermercados

En 2008 fue del 13,8%, el doble que en 2006; el problema excedela crisis del agro.

18deSeptiembrede2008a las07:41

En el último año, el desabastecimiento en los supermercados saltó del 8 a casi el 14% y no se le puede echar toda la culpa al conflicto del campo. De acuerdo con un estudio hecho por las grandes cadenas, en 2008, por tercer año consecutivo, se incrementó el número de artículos faltantes en los supermercados.

El porcentaje ascendió este año al 13,8% y, de esta manera, prácticamente duplicó los faltantes que se registraban en 2007. En el sector reconocen que los problemas en el abastecimiento y la entrega de productos se iniciaron antes de que se desatara el conflicto del campo y destacan además que las dificultades continuaron después del voto "no positivo" del vicepresidente Julio Cobos.

Por rubros, la categoría más afectada por los problemas en la entrega de productos fue la de alimentos, en la que los faltantes treparon al 17,4%. Dentro del sector, las bajas fueron encabezadas por aceites, harina, crema de leche, pan y leche. Un escalón más abajo se encontró el rubro higiene personal, con un porcentaje de faltantes del 14%. En este caso, los problemas más serios estuvieron en papel higiénico, pañales, champús y tinturas.

En todos los casos, los datos pertenecen a una muestra elaborada por GS1, la asociación que reúne a los principales supermercados y grandes proveedores para el desarrollo del sistema de código de barras. El informe fue presentado en las jornadas de la Asociación de Supermercados Unidos (ASU), que se desarrolló en el complejo Costa Salguero. El estudio se hizo entre los primeros días de junio y el 18 de julio, es decir que incluyó tanto un período de alta conflictividad entre el campo y el Gobierno como la normalización que se vivió a partir del rechazo en el Congreso de las retenciones móviles.

"Está claro que el problema de los faltantes era previo al conflicto del campo y de hecho las dificultades siguieron cuando el paro se levantó", explicó Cecilia Castro, jefa del departamento de proyectos especiales de GS1. En su informe, GS1 también analiza cuáles fueron las causas que explicaron los faltantes en cada caso. Según el relevamiento, el ranking fue encabezado por un problema de los proveedores, ya que en el 38% de los casos el faltante se debió a que el proveedor no había entregado el producto en tiempo y forma. Más atrás se ubicaron otras causas que no se les pueden endilgar a los proveedores, sino a las propias cadenas, como problemas en el ajuste de inventario (20,6%), errores en la reposición dentro del local (17,3%) o dificultades operativas en los centros de distribución (12,4 por ciento).

En los supermercados, igualmente, destacaron que los problemas sobre los faltantes en las góndolas habían mejorado en los últimos meses. "Hoy hay más productos en las góndolas, especialmente en el caso del aceite, que había registrado faltantes muy importantes desde principio de año", explicó Alfredo Coto.

En la misma línea, desde el lado de los proveedores también se mostraron confiados en que la situación había comenzado a mejorar en los últimos meses. "No hay que perder de vista que el estudio sobre faltantes se hizo durante el peor momento de la crisis del campo", explicó Tomás Klepetar, director general de la Asociación de Industrias de Marca (ADIM).

Peor que el resto del mundo
En GS1 reconocieron que el problema de los faltantes de mercaderías se había agravado en los últimos dos años y que los porcentajes argentinos se ubicaban claramente por encima de los niveles internacionales, a pesar de que en la plaza local hay un gran número de jugadores extranjeros como Wal-Mart (EE.UU.), Carrefour y Casino (Francia) y Jumbo/Disco (Chile). "A nivel internacional, el promedio de faltantes de mercaderías se ubica entre 8 y 10%, es decir, en los niveles que venía mostr

Temas en esta nota

    Cargando...