Suspenden recompras de bonos ante la grave crisis financiera internacional

La suspensión de los rescates de títulos será temporal, hasta que los mercados se tranquilicen. El secretario de Finanzas dijo que la Argentina está sólida.

Por
18deSeptiembrede2008a las07:45

El Gobierno decidió suspender temporariamente las recompras de títulos públicos, al menos hasta que amaine la crisis financiera que azota a todos los mercados del mundo. Luego de tres semanas donde cada jueves se rescataron bonos mediante licitaciones públicas, hoy no habrá subasta.

La decisión oficial –que venía siendo evaluada desde hace una semana– fue considerada lógica por el mercado. Es que no tiene sentido salir a remar contra la corriente internacional.

Recomprar hoy bonos si dentro de tres o cuatro jornadas van a estar más baratos no es buen negocio para el Gobierno. Tampoco sirve salir a rescatar títulos si no se logra el objetivo final de apuntalar los precios de la deuda para evitar un encarecimiento del riesgo país y la tasa que pagan las empresas argentinas. Al mismo tiempo, el Gobierno cuida más la caja en momentos de incertidumbre.

La última licitación para rescatar títulos, concretada el jueves pasado, había sido prácticamente irrelevante. Se subastó por $ 100 millones, de los cuales se tomaron apenas $ 50 millones.

La decisión fue adoptada por el ministro de Economía, Carlos Fernández, junto a su mano derecha, el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, quienes le explicaron la situación a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner. De todas formas, fuentes oficiales aclararon que se trata de una medida coyuntural y que el programa de recompras se sostendrá durante el resto del año.

En declaraciones al canal Todo Noticias, Lorenzino señaló que “la crisis financiera internacional va a tender a tranquilizarse”. Y aseguró que “es una crisis de los países desarrollados”.

El secretario de Finanzas recordó que el Gobierno tomó recaudos para enfrentar las actuales turbulencias financieras. “Los subsidios para el año próximo, según consta en el Presupuesto 2009, están congelados y el superávit primario va a ser mayor al de este año”, dijo. Agregó que “el dólar está absolutamente bajo control” y recordó que el Banco Central tiene reservas suficientes para hacer frente a cualquier situación de tensión.

El Gobierno tiene prácticamente cerrado el Programa Financiero de este año. Pero a los inversores les preocupa lo que pueda ocurrir en 2009. No tanto por lo abultado de los vencimientos, que si bien son casi u$s 12.000 millones no es una cifra inaccesible. Lo que inquieta son las posibilidades de financiamiento cada vez más reducidas que tiene la Argentina. Con los mercados cerrados, casi lo único que queda es la Venezuela de Hugo Chávez. Pero las arcas de este país dependen en buena medida de la suerte del petróleo, cuyo barril bajó 30% en los últimos dos meses.

Lorenzino señaló que “es difícil pronosticar las consecuencias para la gente de esta crisis, porque estamos en el medio de ella”. Pero recalcó que “la gente aprendió de las crisis que pasamos en los noventa, con México, Rusia y los países asiáticos. Y ahora la Argentina está mucho mejor preparada”.


Por Juan Cerruti.

Temas en esta nota

    Cargando...