Para no malvender el maíz, productores crían más cerdos

Con retenciones del 25%, el cereal pierde competitividad. Se espera un aumento del 20% en la producción de este año, en parte por el ingreso de nuevos jugadores.

Por
18deSeptiembrede2008a las10:35

El maíz argentino es el más barato del mundo. Según datos de Maizar, la cámara que nuclea a productores y procesadores del cereal, las retenciones explican la baja competitividad del grano, cuyo valor ronda los $ 430 por tonelada contra una cotización internacional de u$s 218 en Chicago. Esto significa un recorte del precio cercano al 50%.

Por eso, los productores están buscando, cada vez más, un modelo de negocios integrado, para convertir el maíz en carne vacuna, porcina o de pollo, o alimentar a sus rodeos lecheros.

Por la crisis de la ganadería y los vaivenes del sector tambero, algunos opinan que criar cerdos es “la mejor alternativa entre las que existen para darle otra salida al maíz”, según dijo a El Cronista el productor Raúl Vicente, que cultiva maíz y soja en la zona de Bragado, granos que usa en su totalidad para alimentar cerdos.

“Hoy es más rentable producir cerdo que vacas”, explicó, “porque a igual costo del alimento, el cerdo necesita 4 kilos para convertirlo en carne mientras que el ganado vacuno requiere 7 kilos para lograr lo mismo”.

Respecto del producto terminado, el kilo de cerdo se vende a $ 4 en el mercado y sin subsidios, o a $ 3 dentro del acuerdo de precios con el Gobierno, recibiendo una compensación de

$ 0,80 por kilo. Esto significa un precio superior al de la mejor categoría vacuna, el ternero, que se está pagando $ 3,60 el kilo.

Otra ventaja del cerdo es que la cría es más intensiva, y así la actividad puede integrarse fácilmente a un esquema combinado agrícola-ganadero. Los productores porcinos que producen su propio alimento ahorran hasta un 35% en el costo del alimento, que producido en el propio campo les cuesta 45 centavos por kilo, según Vicente. El maíz representa el 40% del costo alimenticio, y la soja, el 25%. De los costos productivos totales, el 80% se va en alimento.

“Hay muchos nuevos proyectos en curso, la mayoría de productores agrícolas que buscan alternativas”, indicó Juan Ucelli, titular de la Asociación Argentina de Productores Porcinos (AAPP).

Apostando a que más agricultores querrán agregar valor a sus granos en el futuro, la principal criadora de cerdos del país, Cabaña Argentina, planea integrar productores de maíz y soja que quieran iniciarse en la cría de porcinos que comercializará luego Cabaña Argentina. Se hará “con un mecanismo de supervisión que ajuste la producción a nuestros estándares de calidad”, explicó Gustavo Nogués, gerente de marketing de la firma que anunció recientemente una inversión de u$s 25 millones en una planta de faena que estará terminada en menos de 5 años.

Según datos de la AAPP, se proyecta un crecimiento del 20% en la producción de cerdos para 2008, desde las 320.000 toneladas del año pasado.

El consumo de carne fresca en el país aumentó un 120% en los últimos dos años, hasta los 5,5 kilos por habitante.

Las exportaciones son escasas y el mercado argentino se mantiene como importador de esta carne, especialmente desde Brasil.

Temas en esta nota

    Cargando...