Las Pymes lácteas reducen producción y costos laborales para intentar sobrevivir a la crisis lechera

Mientras que algunos decidieron liquidar sus empresas para evitar seguir acumulando pérdidas, otros la siguen peleando por medio de una reducción de la actividad y de los costos salariales. Aseguran no poder pagar más de 0,75 $/litro a los tamberos.

19deSeptiembrede2008a las16:32

Mientras que algunos propietarios de Pymes lácteas decidieron liquidar sus empresas para evitar seguir acumulando pérdidas, otros (por el momento) la siguen peleando por medio de una reducción de la producción y de los costos (dentro de los cuales está el precio pagado a los tamberos).

“Con muchas complicaciones para exportar y con un mercado local súper abastecido, al no recibir compensaciones como las grandes industrias, de la única manera que podemos llegar a tener una rentabilidad mínima sería pagando al tambero no más de 0,75 $/litro de leche”, dijo hoy a Infocampo Julio Ilastorza, propietario de Lácteos Pozo del Molle, empresa cordobesa dedicada a la elaboración de leche en polvo, entera, yogur, crema, manteca y quesos.

“Hoy lo único que nos permite lograr una rentabilidad neta es comprar crema y elaborar manteca; con el resto de los productos ni siquiera salvamos los costos”, añadió Ilastorza.

En el último año y medio, el gobierno nacional distribuyó compensaciones a la industria láctea por un monto total de 518,3 millones de pesos. Sin embargo, la mayor parte de ese dinero fue a parar a grandes compañías del sector (de hecho Mastellone Hnos y SanCor concentran aportes por 321,6 M/$, equivalente al 62% del total de los fondos repartidos a la industria láctea).

“Con las trabas a las exportaciones y la sobreoferta actual (de productos lácteos) en el mercado interno, nos quedan apenas unos meses de subsistencia”, lamentó Ricardo Grether, propietario de una pequeña empresa láctea localizada en Colonia Caroya, Córdoba.

Las restricciones a la exportación de productos lácteos –reforzada por el gobierno nacional en agosto pasado– coincide con un enfriamiento de la demanda interna generado por el recorte del poder adquisitivo de buena parte de la población (efecto inflación + recesión en el interior productivo).

“Nosotros hemos decidido no tomar más personal contratado y eliminar las horas extras que pagábamos a la mayoría de los empleados”, indicó Alfredo Ávila, gerente de El Rosquinense, firma especializada en la elaboración de dulce de leche y localizada en Cañada Rosquín, Santa Fe.

“Si bien estamos trabajando con más normalidad que el resto de la industria, estamos notado una fuerte recesión en el sector, que sufre con costos de producción altísimos con problemas en la colocación de sus productos”, agregó.

La crisis presente en el sector también abarca a las cooperativas de trabajo administradas por sus empleados, que deben resignar ingresos para evitar que la empresa quiebre.

“Nosotros hemos reducido nuestra producción y, si bien intentamos obtener los subsidios, la Oncca nos puso muchas trabas para acceder y no podemos ni tenemos infraestructura ni personal en (la ciudad de) Buenos Aires que se dedique a tramitar los miles de trámites que hay que hacer”, aseguró a Infocampo María Elena Chillemy, integrante de la Cooperativa Caipal Ltda.

“En la cooperativa somos más de 60 empleados, donde se nos hace cada vez más complicado seguir adelante”, añadió Chillemy.

Incluso aquellos empresarios que logran cobrar las compensaciones oficiales también registran problemas económicos en el actual escenario. “Por el momento hemos optado por reducir la producción para evitar seguir perdiendo”, comentó Miguel Canut, titular de la empresa láctea santafesina Canut Hnos.

Si bien ayer jueves la empresa recibió compensaciones oficiales por un monto de $ 761.321, Miguel Canut indicó que “los subsidios, cuando llegan, tardan tanto que cuando uno los

Temas en esta nota

    Cargando...