El superávit fiscal subió un 36% y sin aportes del Banco Central

El ahorro fue de $ 3703 millones; prevén que se cumplirá la meta del presupuesto.

20deSeptiembrede2008a las04:14

El primer mes "normal" tras el prolongado conflicto por las retenciones móviles a la exportación agrícola le dejó al Gobierno auspiciosos números fiscales y le permitió, además, garantizar el cumplimiento de la meta presupuestaria de este año. El superávit fiscal primario -ingresos menos gastos, antes del pago de intereses de la deuda- aumentó un 36% en agosto respecto del mismo mes del año anterior. Alcanzó así los $ 3703 millones, con una salvedad: este mes el Tesoro no recibió transferencias del Banco Central, algo que sí había ocurrido los meses anteriores.

El ahorro financiero, tras el pago de intereses, se triplicó respecto de un año atrás, al alcanzar los $ 2627 millones. La mejora de la recaudación, en gran medida por la normalización de las exportaciones, le brindó margen al Gobierno para liberar un poco más el gasto público en relación con los meses del conflicto. El gasto primario aumentó 31,6% en la comparación interanual, una cifra que, con todo, resultó inferior -por sexto mes en el año- al alza de los ingresos, que fue 32,5 por ciento.

"El resultado de agosto posibilita consolidar la tendencia de crecimiento de los ingresos por arriba de los gastos primarios", dijo el Ministerio de Economía en su informe de prensa. Según los datos oficiales, en los primeros ocho meses el gasto primario subió 35%, un punto menos que los ingresos, que aumentaron 36 por ciento.

Esta tendencia, que el Gobierno construyó pisando la inversión en infraestructura y las transferencias a provincias, con más retenciones y un aporte del Banco Central a los ingresos mucho más abultado que en años anteriores, dejó un excedente de $ 28.034,5 millones en los primeros ocho meses de este año, un 43% superior al del mismo período de 2007. El ahorro financiero aumentó más, un 88%, con lo cual alcanzó los 9028,9 millones.

Una segunda salvedad: el Gobierno pudo lograr este resultado pese a que contó con menos traspasos de fondos de las AFJP a la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), un ingreso extraordinario que el Tesoro computa como ingreso corriente, y que nació con la reforma previsional del año pasado. Esos fondos cayeron desde los casi $ 5000 millones entre enero y agosto de 2007 a los cerca de 900 millones en el mismo período de este año.

Un anuncio en Avellaneda
El dato de superávit fue anticipado por la presidenta Cristina Kirchner ayer, durante un acto en Avellaneda, en el que, mientras el mundo asistía al mayor salvamento estatal de la historia en Estados Unidos, volvió a referirse a la crisis financiera global. "No nos alegra. No queremos que a nadie le vaya mal porque sabemos que si en los grandes centros hay problemas de un modo o de otro siempre llegan. Pero es la primera vez que la más formidable crisis que se tenga memoria no parte de los países emergentes sino al revés, hacia afuera", dijo la Presidenta.

Más tarde, ya en la Casa Rosada, el ministro de Economía, Carlos Fernández, brindó más detalles y anticipó que la balanza comercial de agosto arrojará un excedente "que será superior a los 2000 millones de dólares".

"Estos indicadores confirman la idea de que la Argentina está mejor parada que en años anteriores para enfrentar los desafíos de la actual crisis internacional", reiteró Fernández durante la conferencia de prensa que brindó junto al secretario de Hacienda, Juan Carlos Pezoa. Al referirse a las cifras del superávit fiscal, el jefe del Palacio de Hacienda dijo que "dan la certeza" de que se cumplirá con la meta de superávit del presupuesto, fijada en el 3,15% del producto bruto interno (PBI).

Algunos analistas apuestan, incluso, a que el superávit será mayor. "A este ritmo, es altamente probable que el Gobierno cierre el año con un superávit p

Temas en esta nota

    Cargando...