Los anuncios de Cristina aislaron a la Argentina en medio del descalabro

La Presidenta habló de un arreglo con los bonistas que no entraron al canje de 2005 y de una refinanciación de los préstamos garantizadosn Aunque se desconocen los detalles, el anuncio hizo que todos los activos locales se dispararan. El próximo paso, reclaman, será sincerar el Indec.

23deSeptiembrede2008a las08:05

En medio de otra desastrosa jornada bursátil mundial, el anuncio de la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner salvó al mercado local, por lo menos en la jornada de ayer. “Nos salvó Crisitina”, admitía un operador, haciendo referencia a la pésima rueda que tuvieron las bolsas internacionales y que lógicamente hubiera repercutido negativamente en los mercados domésticos.

Pasado el mediodía, la presidenta de los argentinos, de viaje en Nueva York, donde mantuvo y mantendrá distintas reuniones, informó en su primer encuentro ante empresarios en la sede del Consejo de Relaciones Exteriores de EE.UU. una posible reestructuración de deuda para aquellos bonistas que no entraron al canje en el año 2005 (holdouts) .

En concreto, la mandataria admitió “haber recibido la propuesta de tres bancos internacionales –el Deutsche Bank, el Barclays Bank y el Citigroup– para los tenedores de deuda en default”, que tras evaluarla la remitirá al Congreso y reconoció que la oferta “tiene para la Argentina condiciones mucho más favorables respecto al canje de 2005”.

Y aunque, como ironizaba un operador, “el diablo está en los detalles”, sólo el anuncio alcanzó para reavivar el buen humor de los inversores, ya que era una señal que el mercado le reclamaba hace tiempo al Gobierno argentino. A su vez, Cristina anunció la refinanciación de los préstamos garantizados nacionales, una medida destinada a descomprimir el complicado panorama de vencimientos al que la Argentina debe hacer frente el año próximo. Así, el Merval cerró con una ganancia de 1,68%, aunque ni bien se conoció la noticia llegó a trepar casi 5%. Sobre el final hubo un recorte porque “afuera se complicó y por el escepticismo de un grupo de bonistas”.

El sector más favorecido fue el de los bancos, debido al fuerte rebote en los títulos públicos por un lado, y por ser uno de los más rezagados por el otro. Así, el Banco Hipotecario fue el que más ganó (8%), seguido por el Patagonia (6,21%) y Grupo Galicia (4,17%). “De ahora en más, el sector financiero junto con el de servicios es uno de los más atractivos”, señalaba un operador. En el mercado de renta fija, todos los bonos rebotaron.

Dentro de los títulos en pesos que más subieron están el Boden 2014 (4,47%), el Bonar V (3,88%) y el Descuento y el Par, ambos con un alza de 3,70%. En dólares, el podio fue para el Descuento legislación local (7,14%) y el Bonar VII (6,30%).

En este contexto, los analistas recomiendan posicionarse en bonos cortos, aunque descartan títulos ajustados por CER. “Sincerar el Indec será el próximo paso para que las cosas se terminen de encaminar”, dijeron.

Si bien muchos señalan un mal timing para el anuncio (de haberse dado en otro momento las ganancias hubiesen sido muy superiores sumado a que hubiese tenido otro impacto internacional), por lo pronto, la propuesta que se agrega a la decisión de pago al Club de París, mejora el horizonte económico y libera de la presión de pago de cara a 2009 y 2010, años en los que el país tiene fuertes vencimientos de deuda. A su vez, de ser viable, el anuncio, es de gran importancia ya que la deuda con los holdouts –en su mayoría estadounidenses, italianos alemanes y japoneses– asciende a u$s 31.000 millones.

Como era de preverse, la noticia también tuvo su impacto en el mercado cambiario, que alcanzó la última media hora de la sesión. La suba en los títulos públicos hizo que muchos inversores salgan a vender sus dólares en el spot que, sumado a mayores liquidaciones de los exportadores, sobre

Temas en esta nota

    Cargando...