Fracasó el intento oficial de debatir la movilidad jubilatoria en el Senado

Por las dudas que genera la fórmula para calcular los aumentos, se postergó para la semana que viene; el justicialismo no consiguió los dos tercios para tratarlo sobre tablas; la CTA marcha en contra de la medida; para Hilda Duhalde, "al incremento, que sería cercano a 8%, se lo comerá la inflación".

24deSeptiembrede2008a las17:29

Debido a las dudas que genera la iniciativa oficial entre la oposición y algunos sectores internos del justicialismo, fracasó la posibilidad de tratar el proyecto de movilidad jubilatoria sobre tablas en la Cámara de Senadores de la Nación.

La votación que decidía la posibilidad de discutir el proyecto hoy sobre tablas concluyó 43 a 25, por lo que le faltaron tres votos al kirchnerismo para conseguir la habilitación. Ahora, el tema pasó para semana próxima, donde el proyecto no tendrá ningún obstáculo para su debate.

En una conferencia de prensa brindada en conjunto por la oposición una vez terminada la sesión, referentes criticaron el proyecto y aseguraron que no hubiera sido "leal" con los jubilados avalar la iniciativa oficial.

Críticas opositoras. "Pertenecemos a distintas fuerzas políticas, pero estamos acá por convicción, estamos dando un ejemplo de que en los temas sensibles para la sociedad somos capaces de sentarnos a la misma mesa", arrancó Hilda Chiche Duhalde.

Inmediatamente, cargó contra el proyecto: "Me sorprendió [el titular del bloque kirchnerista Miguel Angel] Pichetto cuando dijo que los aumentos llegarían a un 18 %. Sin ésto es así, ¿entonces por qué no está plasmado en la ley? La ley no define cuál va a ser el haber que cobrará el jubilado: creemos que será cerca de un 8%, que se lo comerá la inflación"

"¿Por qué debemos debatirla con un revólver en la sien? Eso no lo puedo entender. ¿Por qué la presión?", fueron las palabras del líder radical Gerardo Morales. También mencionó la posibilidad de plantear la inconstitucional en caso de que el proyecto se apruebe sin modificaciones.

La jornada. Los senadores radicales se negaron, a primera hora, a bajar al recinto por las diferencias que existen entre los legisladores sobre la fórmula para calcular los incrementos. Debido a esto, se prorrogó el inicio de la sesión, inicialmente prevista para las 10, hasta las 14.

Es que a pesar de haber concurrido dos veces ante las comisiones del Senado que discutieron el proyecto, el director de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses), Amado Boudou, no quiso o no pudo brindar un ejemplo concreto, a pesar de la insistencia de los bloques de la oposición sobre cómo impactará el sistema de ajuste que propone el Gobierno.

Antes de que se suspendiera la sesión, Boudou destacó que hoy que "es la primera vez que se discute en el Congreso cómo se mejoran las jubilaciones en la Argentina". El funcionario también sostuvo que el proyecto jubilatorio "es un paso más en el proceso de recuperación del Sistema Público de Reparto".

Con respecto a la aplicación de la formula de movilidad en 2009, Boudou aseguró que los jubilados "recibirán un aumento sustancial en marzo" próximo. "Estamos proponiendo un proyecto de ley que mejora la situación de los jubilados. De esta manera, gracias al mecanismo de ajuste automático, no van a tener que depender de la voluntad política del Poder Ejecutivo", precisó.

Sobre la fórmula de movilidad jubilatoria, explicó: "Cada semestre vamos a computar cuánto aumentaron los salarios y cuánto aumentaron los recursos tributarios de la Anses; lo que dé ese número, es lo que van a aumentar las jubilaciones".

El debate. La polémica principal se dará cuando se trate el artículo 6 de la iniciativa, que remite al anexo en el que se encuentran las dos fórmulas que se contempla para actualizar los haberes previsionales. Aquella que arroje el guarismo más bajo será la que se a

Temas en esta nota

    Cargando...