Por la crisis global, prevén una baja de la inversión extranjera

En la Argentina se mantendría estable.

25deSeptiembrede2008a las07:35

Los tiempos de bonanza parecen formar parte del pasado. La marea desatada por la crisis financiera ha llevado a que muchas empresas multinacionales restringieran sus negocios y redujeran sus inversiones. Este mensaje está plasmado en un informe de un organismo internacional, la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (Unctad, según sus siglas en inglés). El trabajo prevé que los flujos de inversión extranjera directa (IED) se reduzcan un 10% este año respecto del año anterior debido a la contracción económica generada por la crisis financiera global. Este año marcará un punto de inflexión que pondrá fin al período de expansión de las inversiones que se inició en 2004.

Las economías desarrolladas son las que más sufrirán este nuevo escenario. En los países en desarrollo o emergentes los proyectos de inversión probablemente "se mantengan bastante estables", señala el informe. En la Argentina, donde los desembolsos se aceleraron este año, si bien la perspectiva es un tanto más alentadora, también es incierta.

Vale un dato: de las 25 empresas transnacionales más grandes del planeta -aquellas que "mueven la aguja", como suelen decir los especialistas- siete son norteamericanas, quince son europeas y dos, japonesas. Se trata de los países donde más se sentirá la desaceleración del crecimiento. Sólo una de esas empresas es de China.

El primer síntoma del nuevo contexto fue el retroceso del 29% en las fusiones y adquisiciones transfronterizas de empresas en el primer semestre de este año respecto de los últimos seis meses de 2007. La Unctad estima que la IED caerá hasta los 1,6 billones de dólares este año, desde un récord histórico de 1,83 billones en 2007.

La mayor parte de esos fondos viajaron de un país desarrollado hacia otro, pero los países emergentes recibieron también un monto récord de inversiones de 500.000 millones. La Argentina captó el 1,3% de esos fondos, un valor cercano a los US$ 6500 millones, según cifras oficiales. En la región, quedó detrás de Brasil, México, Chile y Colombia.

El monto invertido por las multinacionales extranjeras aumentó un 17% el año pasado en la Argentina, por debajo del alza que registraron los flujos globales (36%), de la región (66%), del mundo emergente (21%) y de todos los países mencionados. La Unctad destacó que el crecimiento de América latina, superior a la media mundial, así como el alza en el precio de las materias primas, fueron los dos factores que más influyeron.

Atada al crecimiento
En la presentación del informe, el presidente del grupo Redes, Fernando Porta, y el gerente de Estrategia de Prosperar, Ricardo Rozemberg, fueron cautos al referirse a las perspectivas de la IED en la Argentina, aunque ninguno anticipó un retroceso como ocurrirá en la escala global.

"No queda claro cómo va a evolucionar la situación internacional y cómo va a impactar en la economía real argentina. Sí es claro que la evolución de la inversión extranjera está muy atada al crecimiento interno", dijo Porta. Minutos antes había dicho que las perspectivas para el país eran "buenas" si se mantenían el crecimiento y el precio de las commodities .

Rozemberg apuntó que la inversión extranjera "se va a mantener estable" y recordó las cifras del primer semestre de este año, que dan cuenta de un fuerte aumento de 64% respecto del mismo período del año anterior. Eso fue, vale aclararlo, antes de que se profundizara la crisis internacional.

Ambos destacaron, también, que los muy buenos índices de rentabilidad que lograron las compañías foráneas en el país alientan nuevos desembolsos. El informe de la Unctad incluye un ranking de factores determinantes a la hora de localizar inversiones: el crecimiento, el tamaño del mercado, el acceso a otro mercados y el

Temas en esta nota

    Cargando...