La fuerza del campo

Conclusiones Congreso Nacional Confederaciones Rurales Argentinas Tucumán 2008.

Por
25deSeptiembrede2008a las09:51

El presidente de la Comuna de Chabás y la Asociación Civil que nuclea a las Producciones Alternativas, Osvaldo Salomón, participó –en Tucumán- del Congreso Nacional de CRA.

Invitado por los organizadores, para reflejar la situación de los pueblos del interior productivo, el presidente de la Comuna de Chabás, Osvaldo Salomón, afirmó en Tucumán (Congreso CRA), que el aporte de los pequeños municipios al gobierno nacional -por medio de las retenciones a las exportaciones de cereales y oleaginosas- es sorprendente.

Situado en su región, explicó que la producción agroindustrial, se compone por 32 mil hectáreas, divididas en un promedio de cosecha de 75 mil toneladas de soja, 40 mil de maíz y 25 mil de trigo. A valores de Junio de 2008, significan 70 millones de retenciones por derechos de exportación; monto que representa 7 veces el presupuesto de esta comuna del sur santafesino.

En una disertación enmarcada en “La Fuerza del Campo”, el presidente de la Comuna de Chabás y la Asociación Civil FEPAL (Feria y Seminario de las Producciones Alternativas), reclamó a los industriales, intendentes y legisladores escondidos durante todo el conflicto agropecuario, que salgan a jugarse por el campo y defender el desarrollo del interior productivo.

En funcionario, disertó en San Miguel de Tucumán, ante la presencia de dirigentes agropecuarios, economistas, periodistas y cerca de 500 productores agropecuarios, que siguieron los detalles sobre su visión de la situación social del país, en medio del conflicto con el campo.

“Estamos transitando por un aumento de la pobreza, junto a una demanda laboral creciente y un incremento del 30 % de los niños a los comedores escolares. A esto, deberíamos sumarle los constantes reclamos por ayuda para atención médica, particularmente en Santa Fe, donde la mitad de la población de la provincia no posee agua potable, ni cloacas. Así como también, un 20 % se abastece de agua que contiene arsénico”, explicó Salomón.
El eje fundamental de su reclamo, se basó en la incomprensión de la administración central, por entender que muchos de estos problemas se pueden solucionar con la “fuerza del campo”.

Por otro parte, el funcionario santafesino, anticipó que se van a sembrar tantas hectáreas de soja, que nuevamente el país superará sus cifras record´s.

En primer lugar porque los insumos están muy alto para otros cultivos. Tanto, que una bolsa de maíz cuesta un 140 % más que la campaña pasada, y lo mismo sucede con los fertilizantes (300 % de aumento) y los herbicidas (150 %). Por otro lado, porque aún no se dio una correcta solución a las zonas afectadas por la sequía, que requieren ser consideradas como regiones de emergencia o desastre agropecuario.

Según Salomón, estos factores marcados por la incertidumbre, impulsarán a la soja y la continuidad en el proceso de sojización del agro argentino.

Aunque destacó que “no hay que demonizar a la Soja”, sobre todo teniendo en cuenta que -el año pasado- faltaron 11 millones de toneladas para cubrir la capacidad ociosa de la industria aceitera; y en lo que va del año, ya se importaron 2 millones de toneladas de soja de Paraguay.

Mientras tanto, granos, carne, leche, economías regionales y las producciones alternativas siguen esperando una solución.

Temas en esta nota

    Cargando...