Derrumbe en las cotizaciones

Se presenta un difícil escenario para el maíz

Por
25deSeptiembrede2008a las13:18

El derrumbe en las cotizaciones del maíz, sumado a las subas de precios de los insumos y la falta de certidumbre respecto de la comercialización del grano de la nueva campaña despiertan pocas expectativas optimistas entre los operadores del circuito granario.

A esos datos negativos para encarar los planteos productivos de este ciclo se agrega la prolongada sequía que afecta vastas regiones productivas del país, así como la "brusca caída de rentabilidad que se proyecta", consideró el analista sectorial Alejandro Ramírez.
Entre tanto, los "kelpers", como habría llamado anteayer a los productores el secretario Carlos Cheppi, según declaraciones de Eduardo Buzzi, continúan literalmente "sentados" sobre la zafra maicera anterior y venden sólo lo comprometido con la exportación y volúmenes reducidos para cubrir los gastos mensuales.

Desde el sector productivo anticiparon ayer que hace dos meses había expectativas de una siembra de maíz importante, que ahora no podrían concretarse, habida cuenta de las adversidades que se presentan en este ciclo. De cara a ese escenario y más allá de los buenos augurios oficiales, estimaciones privadas ya dan cuenta de que esta campaña de maíz resultará "significativamente inferior" a la previa, acotaron analistas sectoriales.
Hasta ayer, la sequía había dejado su huella en cinturones productivos núcleo de Santa Fe, Buenos Aires, La Pampa, Chaco, Corrientes y Entre Ríos, entre otros, donde también sufrió recortes el implante del trigo nuevo. "No hay que olvidar que mientras las cotizaciones del grano se fueron derrumbando, los insumos crecieron considerablemente; el cuadro de situación lleva a sacar cuentas muy ajustadas y extremar las precauciones", explicó Ramírez.

Además, para los agrónomos, los análisis de suelo son imprescindibles para tener certeza sobre los requerimientos de nutrientes que tienen los lotes a sembrar.
Técnicos agrícolas vinculados a la dirigencia del campo acotaron que este recaudo "no siempre se toma", ya que si bien más del 90 por ciento de los agricultores fertilizan el maíz, "existe un segmento importante de productores que aplica las dosificaciones por presunción".

Recomendaron, empero, que considerando la incidencia actual de los fertilizantes en los costos de siembra "es indispensable realizar los testeos de suelos y nutrientes para este ciclo". Operadores del circuito granario agregaron que "tampoco ayuda" la incertidumbre sectorial frente a la comercialización del cereal nuevo, habida cuenta de los cierres transitorios, pero reiterados, que se realizaron sobre los registros de exportación de maíz y de trigo.

Otro de los elementos que juegan en contra de la siembra del grano nuevo, según referentes de la exportación, son las regulaciones y controles aduaneros dispuestos por la Oncca para vender maíz a mercados externos.
Respecto de la incidencia de la sequía en los planteos productivos de este ciclo maicero, técnicos de Aacrea consideran que aún en el caso de que llueva en el corto plazo, la ventana de siembra ya comenzó a jugar tiempo de descuento, ya que habría que cambiar variedades y, a pesar de ello, tampoco estarían garantizados los rendimientos finales de la campaña.

Temas en esta nota

    Cargando...