Con duras críticas a EE.UU., Cristina negó que exista un "proceso inflacionario" y defendió al Indec

Ante empresarios dijo que "no están dadas las condiciones" para que ocurra ese fenómeno y destacó la "seriedad" del organismo; afirmó que el país "es un lugar más que bueno para invertir" y negó que la economía local sufra la crisis; "los que necesitan un plan B son ustedes", lanzó.

25deSeptiembrede2008a las16:37

Cristina Kirchner dedicó buena parte de su último mensaje público en Nueva York, ante el ingluyente Consejo de las Américas, a reiterar sus duras críticas a los Estados Unidos, a defender la renegociación de la deuda externa que se llevó adelante durante el mandato de Néstor Kirchner y a describir a la Argentina como un lugar "más que bueno para invertir".

Pero las mayores dificultades llegaron cuando tuvo que responder preguntas. La primera llegó sin rodeos y fue sobre la inflación y la ausencia de cualquier tipo de referencias al tema en su extenso mensaje. La Presidenta afirmó que en el país "no están dadas las condiciones" para que se dé un proceso inflacionario y defendió las cuestionadas cifras del Indec.

"Ustedes necesitan un plan B". También debió responder si su gobierno tenía un "plan B" para enfrentar posibles coletazos de la crisis financiera el año próximo si, entre otras cosas no se alcanzara el superávit fiscal previsto.

"El superávit es una bandera innegociable y lo va a seguir siendo. Nada ndica que esto vaya a modificarse. El superávit previsto en el presupuesto es de 3.15 por ciento y hoy estamos en 3.30 por ciento", comenzó Cristina Kirchner.

Enseguida se detuvo como si recordase de repente. "Claro que después de lo que pasó aquí en los Estados Unidos, cualquier cosa puede pasar, pero crucemos los dedos", señaló en obvia alusión a la crisis financiera mundial.

"La Argentina tiene la fortaleza que le dan sus cuentas muy ordenadas, una economía muy real y el hecho de que los argentinos no están endeudados", enumeró. "Todoas las variables indican que podemos superar este momento que está pasando Estados Unidos. Creo que los primeros que tienen que tener un plan B son ustedes y Europa, porque nuestro Plan A está funcionando", embistió.

Sin palabras. Cuando otro periodista quiso saber por qué no había dicho la palabra inflación ni una sola vez, la Presidenta aseguró que la omisión no había sido "ex profeso" y que "nunca" creyó que la inflación pudiera medirse con encuestas.

En este punto, volvió a la carga contra los Estados Unidos. "Nunca creímos en la fantasía del Consenso de Washington, en la idea de que el mercado todo lo resolvía: por eso terminamos como terminamos en 2001 y por eso están así ustedes hoy. Pero todos esos procesos tuvieron el déficit fiscal, la emisión y la falta de inversion como marco, todas variables que no se dan en la Argentina", señaló desafiante.

En este punto, llegó la férrea defensa del Indec y del cuestionado índice de precios. "En el Indec se desarrolló una disputa política. Pero las expectativas que dan consultoras privadas coinciden con las estadísticas del Indec", afirmó.

En la misma línea, destacó la "larga experiencia" de los técnios del organismo" y atribuyó a "grupos menores" lo que llamó "la tarea de desprestigio [del Indec] relacionada con intereses políticos".

"Aceptación". La jefa del Estado inició su duscurso con una descripción del "escenario" de la crisis 2001 para luego avanzar sobre la "recuperación" que le atribuyó a la gestión de Néstor Kirchner.

"El escenario de esa época era diferente. La Argentina había defaulteado su deuda y la desocupación estaba en dos dígitos. La comunidad internacional trataba a la Argentina con hostilidad", arrancó.

"Pero no es menos cierto", continuó, "que durante todo el período de acumulación de esa deuda, con déficit fiscal permanente, ese modelo económico había sido elogiado en todos los ámbitos

Temas en esta nota

    Cargando...