Declaran el desastre agropecuario en otros dos partidos bonaerenses

Ramallo y San Nicolás se sumaron a otras dos localidades, Baradero y San Pedro, en ser declaradas en "emergencia"; el diputado Ricardo Gorostiza enfatizó que "en todo el norte de la provincia, los productores rurales se ven seriamente afectados.

Por
26deSeptiembrede2008a las16:51

Producciones agropecuarias de los distritos de Ramallo y San Nicolás fueron declaradas hoy en emergencia y desastre agropecuario, por sequía y, por los mismos motivos, se prorrogaron los beneficios que otorga esta ley a productores rurales de Baradero y San Pedro.

Al término de la reunión de la Comisión de Emergencia y Desastre Agropecuario de Buenos Aires (CEDABA), el subsecretario de Asuntos Agrarios, Fernando Vilella, reveló que por la carencia de lluvias "se decidió adelantar la convocatoria de la próxima reunión para el 14 de octubre, a fin de evaluar el estado del trigo en las distintas regiones de la provincia".

El diputado Ricardo Gorostiza (FpV-PJ), fue quien movilizó, a través de un proyecto legislativo, la solicitud para que se declare "con urgencia" la emergencia agropecuaria en el partido de Ramallo, por encontrarse en "estrés hídrico", según supo hoy DyN.

"Tanto en la comunidad de Ramallo como todo el norte de la provincia, los productores rurales se ven seriamente afectados en sus diferentes procesos de su economía, por la prolongada sequía", indicó Gorostiza.

"Las pocas lluvias que se producen en la zona son de baja intensidad, escasos milímetros que se evaporan rápidamente como consecuencia del viento y las heladas, algo que, sumado a la falta de humedad en el suelo, ha impedido desarrollar la tarea agrícola como se hace cada año, para la siembra de verdeos, avena con leguminosa y no se ha podido implantar trigos de ciclo largo", agregó.

Explicó que la sequía "también se manifiesta en el escaso desarrollo en las pasturas naturales" y agregó "todo esto da como resultado un pésimo y escaso rodeo vacuno y falta de preñez", detallo el legislador.

La ley 10.390 permite a los productores, declarados en Estado de Emergencia o Desastre Agropecuario, el acceso a beneficios en el orden crediticio e impositivo; operaciones de descuento sobre la base de intereses mínimos, unificación de las deudas con la institución bancaria y suspensión de la iniciación de juicios por cobros de créditos vencidos antes de la emergencia.

También otorga prerrogativas en las acciones y procesos de ejecución en trámite, disponiendo por igual plazo que el fijado en la emergencia y/o desastre agropecuario, la suspensión del procedimiento y de los términos procesales.

En el orden impositivo permite acceder a la prórroga de vencimiento y pago de los impuestos y tasas provinciales en los partidos declarados en emergencia, así como la exención total o parcial de impuestos y tasas provinciales en los partidos declarados en desastre.

Temas en esta nota

    Cargando...