Hay que institucionalizar la Comisión de Enlace

El sector agropecuario nunca antes se había manifestado como lo hizo -ni en capacidad de convocatoria ni de movilización- para oponerse a la Resolución 125.

Por
27deSeptiembrede2008a las08:47

Pero no debemos confundirnos: si queremos consolidar algo duradero hay que institucionalizar la participación de los productores en las actuales entidades gremiales y sus dirigentes tendrán que promover y actuar en la política partidaria en cada uno de los partidos que les sean afines

De esta forma -no creando un partido rural- el sector agropecuario y agroindustrial podrá recuperar el poder político que supo tener hasta el año 1930. Pero no se deben confundir tampoco sus dirigentes: para aspirar y concretar esta meta no alcanza con el funcionamiento actual de la Comisión de Enlace. Es fundamental la institucionalización de la misma.

Ante la duda que está viviendo la dirigencia de cómo seguir las gestiones gremiales, una de las líneas de acción debería analizar cómo funciona la Confederación Nacional de Entidades Agropecuarias de Brasil. De esa experiencia tenemos mucho que aprender teniendo en cuenta que esa organización les permitió consolidar un enorme poder político.

Dicha Confederación tiene la función primordial de consensuar y unificar el discurso del sector por el democrático sistema de mayorías y minorías y alcanzar de esa manera una propuesta única para discutir ante los poderes legislativos y ejecutivos. La realidad económica y los tiempos políticos que vamos a vivir no son fáciles. No se podrán ver resultados concretos en poco tiempo para mostrar a los productores y serán muchas las vallas a vencer. Lo que necesitamos es una organización que esté pensando políticas de mediano y largo plazo, para no quedar atrapados en los problemas de la coyuntura.

Por eso es fundamental que las entidades se organicen e institucionalicen sus objetivos a fin de concretar las políticas de Estado necesarias tanto para productores como para consumidores. La creación de esta Confederación no tiene la finalidad de anular la acción individual de las entidades. Todo lo contrario, son justamente los socios de cada una de las mismas y los productores independientes los que reclaman la unión de todas las entidades para realizar una acción aún más activa y concreta en defensa de los legítimos intereses del sector.

Por eso hay que institucionalizar la Comisión de Enlace junto a Aacrea y Aapresid por ser entidades muy representativas en lo técnico de los productores y que los delegados de cada una en su futuro Consejo Directivo tengan una equitativa representación de todas las zonas del país y de todos los productores. Creada la Confederación Nacional de Entidades Agropecuarias, la misma tendría el rol fundamental de promover las alianzas estratégicas con toda la industria alimenticia, de transformación y de servicio para mejorar la competitividad del sector.

Es urgente trabajar como cadenas unidas al Complejo Agroindustrial si queremos hacer más fuerte la capacidad de lobby del sector.

El autor es ex presidente de Confedera-ciones Rurales Argentinas y consultor en temas del agro

Temas en esta nota

    Cargando...