El Gobierno quiere reabrir en noviembre el canje de deuda

En dos semanas sería girado el proyecto de ley para la reapertura. Quieren un fuerte respaldo del Congreso para despejar dudas sobre los próximos vencimientos de deuda.

Por
29deSeptiembrede2008a las07:46

Arrancan 72 horas clave para la suerte de la reapertura del canje de deuda en default que anunció el Gobierno la semana pasada. Hoy habrá una reunión entre la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y los bancos organizadores de la operación donde se sellarán los detalles de la transacción (ver pág. 3).

En tanto que mañana, el secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, concurrirá al Congreso para ir preparando el terreno para un rápida aprobación parlamentaria de la reapertura del canje. Lo mismo hará el miércoles el jefe de Gabinete, Sergio Massa. Si no hay demoras, la intención del oficialismo es tener todo listo para arrancar con la reestructuración de pasivos los primeros días de noviembre.

El encuentro que mañana tendrá Lorenzino con los representantes de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados será crucial. El secretario de Finanzas buscará persuadir a los legisladores sobre la importancia de aprobar rápidamente y sin mayores modificaciones el proyecto de reapertura del canje de deuda que el Ejecutivo planea enviar al parlamento en 15 días. Para ello, antes habrá que hacer algunas modificaciones al Presupuesto 2009 que ya se envió (ver pág. 4).

Previamente, hoy Cristina Kirchner recibirá en la Casa Rosada a los representantes de los bancos organizadores del canje: Barclays, Deustche Bank y Citigroup. Junto al jefe de Gabinete, Sergio Massa, buscará cerrar los detalles finales del contrato para llevar adelante la operación. Anoche en Olivos la Presidenta y su entorno terminaban de pulir los últimos ítems de este acuerdo.

Massa también concurrirá esta semana al Congreso. Será el miércoles, en su primer informe de gestión como Jefe de Gabinete y donde hará hincapié ante los legisladores sobre la necesidad de dar curso a la renegociación de pasivos y el manejo financiero que está impulsando el Ejecutivo para despejar los vencimientos de deuda de los próximos dos años (ver aparte).

Las consultoras privadas coinciden en que si el canje de deuda en default tiene un alta aceptación y lo mismo ocurre con la refinanciación de los préstamos garantizados, la Argentina no debería sufrir sobresaltos fiscales al menos hasta fines de 2010.

La consultora RSH Macroeconomía consideró en su último informe que “de ser aprobado el proyecto de Presupuesto 2009 y si resultara exitoso el canje de deuda recientemente anunciado por la Presidenta, el Gobierno tendría resuelto el financiamiento de 2009 y contaría con excedentes para arrancar el 2010”. Bajo la misma tónica, el último documento mensual del Estudio Bein & Asociados afirma que “las necesidades de financiamiento en 2009 estarían cubiertas sin necesidad de hacer uso de los colchones de liquidez incluidos en el Proyecto de Ley de Presupuesto 2009 que modifican la Carta Orgánica del BCRA y del Banco Nación”.

Decisión

En declaraciones radiales, Lorenzino afirmó ayer que la decisión de la Presidenta de abrir el canje para los holdouts obliga a “avanzar lo más rápido que se pueda en el estudio de las propuestas de los bancos organizadores”. Según el funcionario, “eso va a permitir que el tema quede definitivamente solucionado con aquellos bonistas que quedaron fuera del canje realizado en el 2005”.

En el caso de las presentaciones que se cursan en la Justicia por parte de los acreedores, el secretario de Finanzas indicó que la propuesta de concretarse “debería reducir los riesgos de embargos”. Y agregó: “se dará una nueva solución a quienes por distintas razones, o por convicción o por no estar bien asesorados, no se hayan presentado al canje de deuda realizado en 2005”.

Por Juan Cerruti.

Temas en esta nota

    Cargando...