Los fondos para compensar la peor sequía del siglo hoy solo llegan a $ 235 millones

El monto está dirigido a subsidios directos y de tasas de interés. Pese a las lluvias del fin de semana, la situación sigue crítica en el centro y norte del país, con pérdidas irreparables.

Por
30deSeptiembrede2008a las07:34

La sequía que afecta a las principales áreas productivas del país generó compromisos de desembolsos por parte de la Nación y las provincias que ascienden a los $ 236,2 millones. Realmente, una aspirina contra un cáncer, cuando sólo las pérdidas reconocidas por la provincia de Chaco representan dos veces y media esa cifra.

Mientras se espera que el campo tome nuevas medidas de fuerza, la dirigencia rural se reunirá esta tarde en torno a la Comisión de Enlace para delinear los pasos que se seguirán. Al mismo tiempo el Secretario de Agricultura, Carlos Cheppi, adelantó que anunciará medidas para contrarrestar las pérdidas por la falta de lluvias, pero eso vendrá siempre que la relación con el campo no se complique. Dentro de esta línea, el miércoles en Agricultura habrá reunión de la Comisión Nacional de Emergencia Agropecuaria (ver aparte).

Hasta el momento, la Nación asignó recursos por $ 95 millones, de los cuales el 82% irá a las dos provincias más afectadas: Santa Fe y Chaco.

Cuando la Presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, decretó la emergencia agropecuaria en cinco provincias, destinó $ 6 millones a Santa Fe (de los $ 25 millones totales). Adicionalmente, el 18 de este mes, el Senado aprobó la asignación de $ 30 millones a la provincia.

Para Chaco, la Presidenta destinó $ 2 millones por la emergencia, a lo que se sumó una partida de $ 40 millones por parte del Congreso de la Nación, a través del mismo anuncio con que el Legislativo benefició a Santa Fe.

Mientras que los $ 6 millones asignados por Presidencia aún no llegaron a Santa Fe, los $ 2 millones de Chaco ya están siendo ejecutados, según aseguró a El Cronista el subsecretario provincial de Producción Agropecuaria, Miguel Brunswig.

Pero, además, cada provincia debió aportar lo suyo. El gobierno de Hermes Binner ya comprometió fondos por $ 70 millones, que en su mayor parte están destinados a subsidiar por un año tasas de interés de créditos para pequeños productores, pero también se distribuyen directamente en forma de ayudas, según explicó a este diario el secretario de Sistema Agropecuario de la provincia, Carlos Sartor. Las ayudas que están recibiendo los productores –entre el aporte de la Nación y la provincia– ascienden así a $ 106 millones.

La provincia de Chaco agregó tan sólo $ 2 millones para paliar pérdidas estimadas en $ 645 millones, con lo que completa una ayuda a los productores por $ 44 millones, junto con los aportes de la Nación. Ante la alarmante situación de la provincia, Brunswig no descarta nuevos desembolsos provinciales, además de un reclamo al gobierno nacional por una nueva partida no menor a los $ 10 millones.

Otro gran desembolso fue el de la provincia de Buenos Aires, donde el ministerio de Asuntos Agrarios y Producción destinó $ 64 millones, que se suman a los $ 6 millones que le asignó a la provincia la Presidenta, con lo que totaliza los $ 70 millones para subsidios directos, créditos con subsidios de tasa de interés, ayudas financieras especiales y exenciones fiscales.

Córdoba destinó $ 2 millones a la emergencia por sequía, que totalizan $ 8 millones con el aporte nacional, mientras que La Pampa asignó recursos por $ 3,2 millones que se adicionan a los $ 5 otorgados por la Nación.


Por Julieta Camandone.

Temas en esta nota

    Cargando...