20 campos integrarán la Red NEA durante la campaña 2008/09

La aceptación y perspectivas que dejaron los ensayos sobre 17 campos de las provincias de Santa Fe, Santiago del Estero y Chaco (Red NEA), proyectan ampliar los ensayos a nuevos establecimientos durante el próximo año.

30deSeptiembrede2008a las13:20

Ante más de 150 personas que asistieron a la localidad de Charata (Chaco), para participar del balance y los resultados de la primera etapa; los ensayistas consideraron que la experiencia brinda un sólido respaldo estadístico para la región y permite determinar una manera de hacer más eficientes los tiempos de siembra y cosecha, para muchos productores.

La mayoría de los asistentes a la “Red de Ensayos de Cultivares de Soja en el NEA”, consideraron que están frente a una herramienta importante de decisión para toda la región productiva. Al mismo tiempo, vieron con aceptación la propuesta de avanzar con los ensayos sobre más campos, pasando de 17 a 20 establecimientos, durante la próxima campaña (2008/09). Esto permitirá incrementar el número de variedades a evaluar, así como también, la cantidad de empresas participantes (semilleros y criadores).

Se estima que la amplia integración a la Red de la regionales de Aapresid, permitirán potenciar el impacto que tienen las empresas proveedoras en la zona; ya que se podrán mostrar los avances y comparaciones en rendimientos, adaptación y estabilidad de las variedades presentes en el mercado.

ANTECEDENTES. El NEA, es la zona donde se ha producido el más espectacular avance de la frontera agropecuaria en los últimos 12 años. Una de cada seis hectáreas donde creció el cultivo de soja en el país, creció en esta zona.

Los actores de este crecimiento, han sido productores sojeros que migraron de otras regiones, o bien productores locales que realizaron cambios de sus explotaciones (ganaderos o algodoneros que se trasformaron en productores de granos).

En esta región –con 160000 hectáreas de soja sembradas, durante la última campaña-, no existen Estaciones Experimentales del INTA o Universidades, que trabajen en programas de adaptación tecnológica.

Según las impresiones del Ing. Pablo López Anido (Aapresid), cuando analizaron las últimas 12 campañas, la tasa de incremento de los rendimientos medio -promediando las provincias de Santa Fe y Córdoba-, notaron que la misma se venía incrementando a razón de 81 kilogramos por hectárea, por año.

“Si observamos lo que pasa en la Provincia de Tucumán, en la cual por una cuestión de latitud se usa la misma genética ( GRUPOS LARGOS) que la utilizada en la zona analizada, vemos que los incrementos anuales son similares 79 kg / ha /año. Parte de estos avances sin duda es la ganancia genética de las nuevas variedades la cual se da en la mayoría de los Grupos de Soja”, reconoce Anido y remarca; “cuando vemos cómo se comportaron los rendimientos medios de las provincias de Santiago del Estero y Chaco juntas, vemos que el panorama es totalmente distinto a los otros lugares. En el NEA, los incrementos medios anuales no superan los 20 kg/ha/año. Esto provoca que -año a año- los rendimientos obtenidos en otras zonas sean cada vez mayores con respecto a esta región”.

Los especialistas, consideran que a causa de este estancamiento, es la gran expansión del cultivo, donde el aumento de la superficie va en contra del aumento de rendimiento.
Entonces, en la medida que la superficie se estabilice, se van a tener que adoptar paquetes tecnológicos que permitan obtener los mejores rendimientos posibles, con los recursos ambientales implicados.

“Para poder cumplir este objetivo, el papel que desempeña la genética de las Nuevas Variedades es clave. Como también es clave los ensayos locales dentro de esta amplia y variada región y su posterior difusión”, reconoce López Anido.

Por eso, la demanda de información en la zona es fundamental; hasta tal punto que en los últimos

Temas en esta nota

    Cargando...