La soja bajó otro 4,5% y sufrió la mayor caída trimestral en 35 años

La tendencia negativa se apoderó la soja, que no pudo ser salvada por la recuperación financiera. Con el precio actual, si hubiera retenciones móviles, el poroto pagaría 34,8%.

Por
01deOctubrede2008a las07:24

Las materias primas agrícolas quedaron ayer afuera de la recuperación evidenciada en los mercados financieros tras el lunes negro. Es más, las plazas granarias de referencia tuvieron ayer su segunda jornada negativa consecutiva, lo que encendió el alerta local, no sólo entre los productores sino en el Gobierno, dado el achicamiento en el valor de la cosecha y, en consecuencia, en las retenciones a recaudar.

La soja retrocedió ayer 4,5%, hasta u$s 384 por tonelada en el mercado de Chicago, el menos valor desde el 12 de noviembre pasado, cuando el poroto se ubicaba en u$s 381 por cada mil kilogramos. El maíz también volvió a bajar: 5%, hasta u$s 192 por tonelada. El único que mejoró, 1,5%, fue el trigo, que concluyó la jornada apenas por debajo de u$s 250 por tonelada.

Las razones del desplome del precio de la soja, que la llevó a lo que los analistas y operadores consideraban un soporte técnico –porque las posiciones están sobrevendidas, con lo debería darse un repunte en las próximas ruedas–, estuvieron otra vez en la incertidumbre por la crisis financiera global. Pero también contribuyó un nuevo informe del Departamento de Agricultura (Usda). En el texto, se indica que la producción final de soja estadounidense, cuya cosecha comenzó la semana pasada, y los stocks finales del producto serán superior a lo estimado con anterioridad.

Según el Usda, la producción de soja norteamericana será 9,6% superior a la prevista hace dos semanas, en tanto que la demanda mundial por la oleaginosa entre junio y agosto pasados cayó 9,2% respecto del mismo trimestre del año pasado.

Esas razones fundamentales y la salida generalizada de fondos especulativos de los commodities agrícolas –que tienen hoy 40% menos de contratos de soja que en febrero y 31% menos en maíz– por la volatilidad de los mercados financieros, hicieron que el poroto perdiera 37% de su valor entre el récord del 3 de julio pasado (u$s 609 por tonelada) y el piso de ayer.

Para la Argentina, indudablemente, es una mala noticia. Con el bajón de cotizaciones, la cosecha sojera local, calculada en 48 millones de toneladas, vale hoy u$s 10.800 millones menos que a principios de julio. El Tesoro, por su parte, se pierde de recaudar u$s 3.780 millones en total por concepto de retenciones, cuya alícuota se mantiene fija en 35%.

Además, la abrupta retracción de las cotizaciones internacionales hace que, si estuvieran vigentes las polémicas retenciones móviles, por primera vez, las exportaciones de soja tributarían –aunqueapenas por dos décimas– menos que con el esquema fijo.

El descenso en Chicago no se replicó ayer en las operaciones en Rosario. En vísperas de un nuevo paro agropecuario, lanzado ayer por la mesa de enlace rural (ver pag. 12), fue escaso el interés de los compradores, que en los últimos días se habían abastecido por la posibilidad del reinicio de la protesta. La soja quedó en $ 790 por tonelada; el maíz se mantuvo en $ 340. Sólo el trigo recuperó 3,8%, hasta $ 540 por tonelada, pero por necesidades puntuales de algunos exportadores.

Por Paula López.

Temas en esta nota

    Cargando...