Los compradores pierden interés en la soja argentina

Especialistas aconsejan vender la tonelada del grano a $ 790, un valor similar al de hace un año, porque la crisis y el ingreso de la cosecha de Estados Unidos son factores bajistas.

01deOctubrede2008a las07:30

Pese a que en las crisis la principal recomendación es la cautela, y que la capacidad de decisión se congela cuando no se vislumbra un Norte, los especialistas recomiendan vender la soja al precio actual, casi como el valor de hace un año (en torno a los $ 790 por tonelada), porque las cosas podrían ponerse peor.

El primer elemento que consideran es la crisis internacional, que no deja ver todavía cuál será su impacto final en las economías mundiales, pero desacelerará el crecimiento, según lo dejó ver la devastadora jornada bursátil del lunes, luego de la negativa al plan de salvataje de Bush. En este plano, la Argentina mira la evolución de Asia, principal región compradora de granos y subproductos de nuestro país.

El titular de la corredora Artegran, César Gagliardo, opina que el mercado asiático “va a comenzar a comprar sólo lo necesario, y más selectivamente”. Esto implica que intentará ofertar el menor precio posible para el complejo oleaginoso (lo que más le demanda a la Argentina), entrando en “una verdadera compulsa por los precios”.

Al menor crecimiento mundial se suma la competencia de otros países oferentes, como los Estados Unidos, primer productor y exportador de maíz y soja. Según explica la analista de FyO.com, Flavia Rossi, la semana pasada arrancó en ese país el inicio formal de la cosecha de maíz, mientras que la de soja comenzó esta semana “con rendimientos mejores a los esperados”. Según la especialista, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) incrementó ayer su estimación de stock inicial de campaña (el remanente de cosechas anteriores) en 1,8 millón de toneladas para la soja y en 1 millón de toneladas para el maíz, respecto a lo que relevaba el mes pasado. Ello significa que el gran país del Norte tendrá más para ofrecer al mundo, en forma más competitiva que la Argentina.

Según Rossi, los datos de la Secretaría de Agricultura confirman que, comprando a Estados Unidos, los demandantes europeos y asiáticos puede reducir en hasta u$s 7 el costo de la tonelada de soja por los menores fletes. Esto implica que, para poder competir, los vendedores locales deberán estar dispuestos a cobrar menos por la oleaginosa. Como por ahora están resistiendo a bajarse de un valor de venta de u$s 420 por tonelada, en los últimos días hubo pocas puntas compradoras para la soja, y, “en los últimos dos días, prácticamente no hubo operaciones”, explicó Rossi.

Lo mismo pasa con el maíz desde mitad de septiembre, y con el trigo desde julio, cuando comenzó a entrar la cosecha del cereal del Hemisferio Norte.

Así, también la Secretaría de Agricultura podría seguir corrigiendo a la baja los valores FOB índice que publica a diario, que ayer cerraron en u$s 404 para la tonelada de soja (desde u$s 420 del día anterior), u$s 270 para el trigo (que se mantuvo) y u$s 184 para el maíz (desde u$s 190).

A raíz de esto, los analistas recomiendan a los productores que vendan soja a los valores de hoy. “La recomendación es vender”, dijo Rossi, “porque lo más preocupante es que, si se confirma el menor crecimiento asiático, ya no será el elemento especulativo lo que produzca la baja, sino los propios fundamentos del mercado agrícola”.

Por su parte, Gagliardo analizó dos situaciones: “Si yo fuera un productor que necesitara liquidez en los próximos 30 días, vendería todo lo necesario; con mayor espalda financiera, vendería una parte y esperaría”.

Es que no existen factores alcistas en el horizonte. Los ajustados stocks mundiales de aceite y harina de soja (de los que la Argentina es el primer exporta dor) “sólo serán amortiguadores a la baja”, concluyó Gagliard

Temas en esta nota

    Cargando...