Seguro contra default de EE.UU. subió más que el de la Argentina

No es novedad que cualquier indicador de riesgo que se esté mirando por estas horas se ubica en niveles de pánico.

Por
02deOctubrede2008a las08:28

La caída de las acciones y los bonos tiene su contraparte: el vertiginoso incremento de las coberturas contra un default (corporativo o soberano). Los inversores entraron en una psicosis raramente vista en los últimos años y salieron masivamente a “proteger” sus posiciones, disparando la tasa que deben abonar para que se les garantice el pago de un título. Y el Credit Default Swap (CDS) es el contrato por el cual se realizan estas operaciones. Los spreads de los CDS volaron en lo que va del año incluso para cubrirse de los famosos T-Bonds. Es más, y aunque sea difícil de creer, el contrato para cubrirse de un default de EE.UU. sube 313% en el año, más que el de Argentina (140%).

Claro, hay que hacer una salvedad para nada despreciable: el CDS estadounidense cotiza a 31 puntos básicos (o sea se tiene que pagar 0,31% del monto invertido en bonos a resguardar) mientras que en el caso local se ubica en 1.050 unidades (10,50%). La diferencia, abismal.

Pero no son pocos lo que están poniendo en tela de juicio la capacidad de pago de EE.UU. Se sabe en el mercado que la crisis actual (donde el Estado se está endeudando a pasos agigantados) llevará el peso de la deuda sobre el PIB al 80%. “Hoy es un tema secundario la discusión sobre la capacidad crediticia, pero el panorama se ve menos claro en el mediano y largo plazo”, dice Enrique Álvarez, director de IDEAglobal en Nueva York. Según el especialista, a futuro una “corrida” en EE.UU. podría replantear si el país merece seguir siendo grado de inversión y benchmark para el resto de los mercados financieros. Es poco probable que las calificadores (que llegan tarde a la crisis) le quiten el título a EE.UU. Pero, de ser así, ¿cómo se regiría el mercado? Álvarez señala que es muy difícil crear otro benchmark (que sea considerado libre de riesgo) para usar como referencia ya que tampoco serviría una índice que replique títulos americanos y europeos (si cae EE.UU., Europa tampoco se la llevará de arriba). Sea como fuere, en estos momentos de crisis, los reguladores (otros de los que llegan tarde a los acontecimientos) están viendo de limitar el mercado de CDS. Éste se encuentra desregulado, no hay registro de las operaciones (en la jerga, son “over the counter”) y mueve u$s 54 billones. Los inversores vendían acciones y se cubrían con el CDS; lo que aumentó la prima de cobertura, lo que a su ve incrementó el pánico y produjo la crisis sistémica.

Por Leandro Gabin.

Temas en esta nota

    Cargando...