Informe Climático para la provincia de Entre Ríos

Finalmente y antes de que el mes de septiembre cerrara marcado por la continuidad del déficit pluvial, se observaron lluvias generalizadas en toda la región pampeana, con una provisión mejor que la prevista sobre la provincia de ER.

02deOctubrede2008a las16:00

Desde mediados de la semana pasada, la circulación del noreste comenzó a fortalecer el ingreso de humedad, afianzando la primera masa de aire de características adecuadas a la transición estacional. En efecto, a lo largo de la mayor parte de septiembre las masas de aire con alto contenido de humedad estuvieron prácticamente ausentes. Por otra parte las condiciones dinámicas dominantes, mantenían la escasa humedad en capas bajas promoviendo nubes de escaso desarrollo e importante frecuencia de neblinas.

Durante el fin de semana se conjugaron favorablemente los dos elementos básicos para la gestación de sistemas precipitantes. Al comentado ingreso de humedad se le sumó el lento paso de un sistema frontal que inestabilizó la masa de aire y posibilitó un desarrollo apropiado de la nubosidad, incluso con algunas celdas de tormenta, como las observadas al norte de Villaguay o en forma más puntual al este de Diamante.

El mapa permite concluir que el extremo sudeste de la provincia fue el menos provisto en esta oportunidad. En realidad los modelos de pronóstico presentaban acumulados más cercanos a los observados en el sudeste. Es decir, en gran parte del territorio, la oferta de agua superó largamente las previsiones.

Teniendo en cuenta que luego del pasaje frontal, no hubo un cambio de masa de aire destacado, el inicio del mes de octubre puede marcar la tendencia hacia una progresiva mejora del patrón pluvial. Por cierto, auspicioso para las siembras.

Las lluvias generalizadas han promovido mejoras de distinto orden dentro del ámbito provincial.
El balance hídrico presenta la reacción más favorable sobre las zonas arroceras y citrícolas, justamente las zonas que mantenían un déficit hídrico menos reducido.

Es interesante notar que sobre el departamento Paraná, donde las precipitaciones promediaron los 50 milímetros, el perfil de suelo no ha logrado recuperar la humedad del primer metro. La demanda duplicaba este valor. No obstante, la mejora es sustancial, y seguramente en superficie el cambio es muy notorio.

Algo similar a lo observado en Paraná, es aplicable para la mayor parte de los departamentos del sur, incluso sobre el sur de Gualeguaychú las lluvias recibidas son insuficientes, manteniéndose la condición de sequía.
En general las precipitaciones han tenido un efecto favorable, aunque deben sostenerse para terminar de contrarrestar el balance negativo de semanas anteriores.

Las perspectivas de nuevas lluvias para el ámbito provincial se fortalecen hacia el fin de semana. La masa de aire actual mantiene un buen nivel de humedad y se espera que la misma vaya en aumento hacia el fin de semana.
Los flujos de humedad se están adecuando a lo esperado para la época. Es decir la circulación del noreste comienza a transportar el vapor de agua necesario como para que se concrete un paso menos complejo durante el mes de octubre, al menos desde el punto de vista pluvial.

De esta manera se estaría concretando un escenario auspicioso para el avance de las siembras, donde la soja seguramente ganará terreno.

TRIGO

De acuerdo a los datos brindados por la Red de Colaboradores del SIBER, la Campaña triguera 2008/09 tuvo una disminución en el área sembrada cercana al 24% con respecto a la campaña anterior. Este porcentaje indica que Entre Ríos cuenta con aproximadamente 237.538 ha de trigo versus las 312.320 del ciclo agrícola anterior.

Cabe recordar que esta merma tiene su origen en distintos factores dentro de los cu

Temas en esta nota

    Cargando...