La caída de las materias primas seguirá, pero lo peor ya quedó atrás

Puede haber más bajas pero no tan bruscas.

Por
03deOctubrede2008a las07:46

La fiesta terminó hace ya unos meses. No obstante, las perspectivas de que vuelvan las grandes oportunidades para los que quieran invertir en commodities son aún más moderadas que antes. Incluso con una aprobación definitiva del bailout, o rescate financiero –en criollo para los locales–, propuesto por la administración del presidente de EE.UU. George W. Bush, la estabilización de los precios tardaría en llegar. En el corto plazo, sólo habrá volatilidad.

Sin embargo, también es cierto que, como de costumbre, el mercado se adelanta a los hechos. Es así como desde el mes de junio, y con más impulso en estas últimas semanas, los precios de las materias primas se desplomaron, previendo los inversores una desaceleración en la economía mundial y una restricción del crédito. Es el caso de los commodities ligados al agro, por ejemplo, que tuvieron una paliza en sólo tres meses; algunos como la soja se derrumbaron en ese lapso un 40%. O basta mirar la performance de algunos índices o ETF que siguen la evolución de materias primas, como el OIX, el DBA o el DBB, algunos de los cuales se hundieron también casi hasta un 40%. O mismo el petróleo que supo tocar hace apenas pocos meses un máximo de más de u$s 145 el barril, y hoy está en poco más de u$s 93. Es por eso que en este sentido, varios analistas aseguran que aunque los precios de estos activos continuarán una tendencia bajista tienen ya un piso marcado, es decir, que no les queda mucho más margen para caer.

El primer aliado de este argumento es la inflación. “La estructura de costos cambió, se ha incrementado, por ende nunca nadie vende a pérdidas. Es decir, no creo que veamos por ejemplo a la soja en u$s 100. Si bien habrá recesión mundial, los precios no volverán a los de los ‘90”, señalaba Leandro Verrier, de Bull Market Brokers. “Mientras se vaya normalizando el escenario, que no creo que se dé en el corto plazo, los precios de las materias primas tenderán a estar en una banda de fluctuación que contempla entre un 5% más abajo de los valores actuales y un 15% más arriba de estos niveles”.

Pero la clave además será seguir la evolución del dólar. Aunque suene paradójico, el pánico que se ha instalado en el mundo financiero por la crisis en EE.UU., hace que los inversores se refugien justamente en la moneda de ese país, buscando una reserva de valor –en rigor ayer la divisa volvió a apreciarse contra el euro tocando u$s 1,37 por euro (ver pág 2)-–. Mientras esto continúe, cabe esperar que los commodities sigan sufriendo, ya que el problema hoy es que los inversores corren desesperados en busca de liquidez. Según una analista del mercado, que prefirió el anonimato, “el corto plazo estará a favor de la divisa norteamericana y esto, obviamente le pega a los commodities”.

La buena nueva llegaría con la efectividad del plan financiero de Bush y compañía. “El rescate tendería a descomprimir el crédito y las tasas interbancarias, es decir, reactivaría la liquidez, disminuiría la volatilidad y la aversión al riesgo, y retornaría la confianza . Por eso será positivo para las materias primas”, explicó Christian Cavanagh, CEO de RJ Delta Fund.

Por otra parte, algunos analistas sostienen que los actuales son precios razonables. “El boom que se vivió entre los meses de febrero y junio de este año se debió a teorías como las del desacople, que después cayeron”, dijo un analista. En esta línea, la mayoría coincide en que, de arreglarse la situación, los precios tenderían subir, pero no volverían a los máximos. Pero de complicarse el escenario, para la tranquilidad de muchos, estos activos tendrían también un piso asegurado.


Por Dolores Ayerra.

Temas en esta nota

    Cargando...