Argentina y Brasil ya usan el peso y el real para liquidar exportaciones

Arrancó el sistema de monedas locales. Cristina elogió otra vez a los brasileños.

Por
03deOctubrede2008a las07:49

A partir de hoy ya no harán falta dólares para liquidar las operaciones comerciales con Brasil. Ayer, con la presencia de la presidenta Cristina Kirchner, se firmó el convenio que permite realizar las operaciones de exportación e importación en pesos argentinos y reales brasileños.

El sistema será optativo y hasta ahora hay dieciséis bancos que operan en el sistema financiero local anotados para participar de este sistema.

La firma del convenio se concretó ayer por la tarde en el salón Bosch del Banco Central, ante decenas de empresarios. Lo rubricaron los representantes de las autoridades monetarios de ambos países: Martín Redrado y Henrique Meirelles. Cristina destacó en su discurso que "la integración es el círculo virtuoso que nos permite seguir creciendo".

El sistema de pago en moneda local (SML) es un mecanismo optativo, que se rige por una compensación de valores. Esto supone que tanto el importador como el exportador cobrarán y pagarán en sus respectivas monedas. El tipo de cambio será el que corresponda al día anterior al de la operación. Ese valor será establecido por ambos bancos centrales, tomando en cuenta la cotización de cada una de las monedas respecto del dólar. En Argentina ya se anotaron 16 bancos para operar con este sistema. La ventaja de SML es que abarata el costo que supone transferir los dólares al exterior. El convenio "es un pilar fundamental en la integración financiera de los dos países después de una paciente y persistente tarea de dos años y medio" dijo Redrado, que se equivocó al nombrar a su colega y lo llamó "Fernando Henrique", como el ex presidente brasileño Cardoso. Luego precisó que el nuevo sistema se inscribe "dentro de la estrategia de desdolarización de la economía".

A su turno Meirelles señaló que el SML "es fundamental para proveer de liquidez a las relaciones comerciales en la medida en que el mercado internacional está semiparalizado". El intercambio comercial entre los dos países alcanzará a 33.000 millones de dólares este año.

El cierre fue para Cristina de Krichner, que dijo estar "cumpliendo un sueño". Calificó al nuevo sistema como "un cambio que trasciende lo financiero" porque es también "político y cultural".

Allí quiso hacer "una autocrítica para nosotros, los argentinos, que hemos pensado toda la vida en dólares". Como contrapartida, ponderó a los brasileños, "que piensan en términos reales".

Una vez más, aprovechó para referirse a la crisis internacional. "Lejos de asustarnos tiene que ayudarnos a actuar con mucha inteligencia y responsabilidad", dijo.

Y se permitió lo que calificó como un "pecadillo", en referencia al ámbito en el que hablaba. "La necesidad de la intervención del Estado en el mercado ya no es un dogma o algo que proviene de una moda nostálgica", sino "una necesidad para para cuidar a los hombres y mujeres concretos".

 Por Annabella Quiroga.

Temas en esta nota

    Cargando...