Importante caída del stock bovino en las principales regiones agrícolas

Según datos de la primera vacunación contra la aftosa en la Argentina, en las provincias de Buenos Aires, Santa Fe, Córdoba, La Pampa y Entre Ríos la cantidad de cabezas inoculadas sufrió importantes caídas con respecto a la primera vacunación del año anterior. "A estos números hay que sumarle la muerte de más de 800 mil cabezas en el NOA producto de la sequía" indicó a Infocampo Angel Girardi, productor ganadero de Santa Fe.

Por
03deOctubrede2008a las13:13

El rodeo bovino argentino habría caído en el último año alrededor de 793 mil cabezas, según datos extraoficiales de la primera campaña de vacunación antiaftosa 2008 que llevó adelante el Senasa en todo el país.

Si bien las cifras no pueden ser tomadas como una referencia exacta –dado que algunos animales pueden haber recibido doble vacunación–, las mismas son la herramienta más fidedigna para seguir la evolución del rodeo bovino argentino.

Las caídas más notables se dieron en las provincias de Buenos Aires,    (20.430.342  de este año, contra 21.506.216 del año anterior), Córdoba (5.928. 745 versus 6.409.588); La Pampa (3. 845. 115 contra 4.018.819); Río Negro (550. 074 de 2008 contra 726.937 en 2007); Santa Fe (7.593. 585 versus 7.706.057) y Entre Ríos (4.698. 590 versus 4.742.927 del año pasado).

Otro dato, que surge de los números que arrojó la vacunación, es que como se viene dando durante los últimos años, hay un importante desplazamiento de la hacienda hacia el NOA, donde provincias como Chaco, Formosa, Corrientes, Santiago del Estero y Formosa aumentaron sustancialmente la cantidad  de cabezas.

En Chaco el incremento fue de 2.781. 947  en 2008 contra 2.570.304 que se inocularon el año anterior). Formosa 1.819.814 contra 1.591.937; Corrientes 5.622.352 en 2008 versus 5.191.317 en 2007. Santiago del Estero vacunó este año 1.512.383 este  año contra 1.367.025 que se inocularon el año pasado y en Formosa 1819814 en 2008 contra 1.591.937 en 2007.

“Este desplazamiento se viene dando desde hace ya unos años y produjo que la ganadería le cediera más de 12 millones de hectáreas a la agricultura y es un factor que hoy por hoy trae consecuencias nefastas”, dijo a Infocampo Angel Girardi, productor y presidente de la Asociación de Productores de Carne Bovina Argentina (APROCABOA) .

Según Girardi, este amontonamiento de hacienda sumada a la sequía más grave que hace sufrido la zona ha producido la muerte de más 800 mil cabezas que seguramente se inocularon durante la primera campaña.

“Estos números  evidentemente fueron elaborados antes de que la sequía surtiera los efectos más importantes con la muerte más grande de toda la historia por un flagelo similar. La sequía arrasó con la ganadería en el Norte de Santa Fe, Chaco, parte de Buenos Aires, Formosa y algunas regiones de Córdoba, por lo que hoy los números reales deben ser muchísimos más inferiores a los que se reflejó cuando terminó la primera campaña de vacunación”, indicó.

Temas en esta nota

    Cargando...