Médicos analizan los riesgos para la salud en situaciones de crisis

Especialistas consultados por lanacion.com señalaron que el temor y la incertidumbre pueden provocar cuadros de estrés; aspectos en común con la situación vivida en la Argentina en 2001.

Por
03deOctubrede2008a las17:28

Cuando Alfred Hitchcock dirigió Los Pájaros , sabía lo que hacía: nada produce más temor que cuando lo conocido se vuelve peligroso. Y es así como Sigmund Freud describió el fenómeno de lo siniestro: lo familiar se vuelve irreconocible y se torna hostil. Esto es lo que trajo, en primer término, la crisis financiera en Wall Street.

De esta forma describió a Pedro Horvat, médico psicoanalista y miembro de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA), el vacío que producen situaciones de crisis como la que sacudió a los mercados en todo el mundo.

"El temor, la duda y la incertidumbre conforman el trinomio que condicionan el síndrome del estrés. La actual situación financiera económica podría provocar un estrés psicosocial solo equiparable a una situación de guerra ya que su amenaza atraviesa todos los estratos de la sociedad y sus consecuencias aún son difíciles de mensurar", sostuvo en diálogo con lanacion.com Daniel López Rosetti, médico cardiólogo, presidente de la Sociedad Argentina de Medicina del Estrés.

El especialista también señaló similitudes entre la situación presente y la crisis de 2001. "En ambas la amenaza se extendió hasta abarcar países enteros y por su continuidad en el tiempo, funcionaron como estresores crónicos", indicó.

Por el momento, los primeros en sentir los efectos del cimbronazo son los inversores y operadores pero, de continuar, amenaza con extenderse.

"Los casos de infarto van en aumento. La actual crisis instaura una situación de pérdida patrimonial y de amenaza laboral, algo que el argentino conoce desde hace tiempo y que se intensificó este año a raíz del conflicto con el campo", agregó Rossetti.

"El esquema de estrés que se registra en la actualidad es el que se deriva de la exigencia que vive el trabajador contrastada con su capacidad de respuesta", opinó por su parte Héctor Nieto, director de la carrera de Especialista en Medicina del Trabajo de la Facultad de Medicina de la UBA.

Asimismo, los cambios en los mercados son factores incontrolables que generan mayor carga de trabajo e inestabilidad en un sector de actividad habitualmente estresante, según su análisis.

Agustín Bagnardi es operador de bolsa y matizó esta visión al señalar que los efectos sobre su trabajo varían de acuerdo al cliente. "La presión se absorbe del inversor. Estos últimos días hubo un seguimiento más exhaustivo de aquellos clientes que presentan riesgos".

Sin embargo, resaltó que lo que más le preocupa es lo que vendrá, "la sensación de que de ahora en adelante menos gente se va a arriesgar a realizar este tipo de operaciones y se frene todo".


Por Virginia Lauricella.

Temas en esta nota

    Cargando...