Por la inflación y la crisis externa, caen las ventas

Bajaron un 8,7% en septiembre con respecto al mismo mes del 2007.

Por
06deOctubrede2008a las07:43

Las cantidades vendidas por el comercio minorista durante septiembre registraron una caída del 8,7 por ciento contra igual mes del 2007, afectadas por la inflación, la restricción crediticia y la crisis mundial, indicó ayer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Los especialistas de la entidad admitieron que las ventas en el noveno mes del año "volvieron a debilitarse" al verse "desalentadas por las altas tasas de inflación que continúa reduciendo la capacidad de compra de los hogares".

En este listado, la CAME también sumó a "la restricción del crédito, que quedó circunscripto al que otorgan las grandes cadenas que tienen acuerdos con bancos y tarjetas; la incertidumbre provocada por el impacto que tendrá la crisis internacional en el país; y el temor por la vuelta del campo a las rutas". La entidad refirió que si bien el mes comenzó con "buen dinamismo del consumo, pero a partir de la segunda semana volvió la incertidumbre y ventas se retrajeron nuevamente" respecto a los buenos niveles registrados en agosto.

Según un relevamiento, "un 30 por ciento de las pequeñas y medianas empresas del interior ya están operando a pérdida, un 45 por ciento están con rentabilidad nula y sólo un 25 por ciento mantienen utilidades".

El informe -con 491 comercios relevados en todo el país- refirió que "no hubo ningún rubro que haya escapado al ajuste del consumo, registrándose las caídas más fuertes en Calzados y Bijouterie, con disminución del 15 por ciento, Indumentaria (14% abajo) y también en Electrodomésticos (12% de baja), que fue la estrella del consumo de los últimos años".

Así, la CAME consignó que las ventas de los comercios minoristas acumulan en el año una caída interanual promedio de 3,9 por ciento.

"Septiembre fue después de junio y julio el tercer peor mes del año: el deterioro en las ventas ocurrió en todos los sectores", indicó el informe.

El estudio expresó además que "la intención de compra de bienes durable bajó en septiembre, y eso se percibió en que cayeron fuertemente las consultas sobre precios y productos, y allí incidió la menor disponibilidad de crédito y las mayores tasas". "El público parece estar realizando un estricto control en sus gastos", agregaron.

Temas en esta nota

    Cargando...