Los exportadores no aparecen y el dólar podría trepar hasta $ 3,20

Si tiene sus deudas nominadas en dólares, las noticias no serán de las mejores para su bolsillo.

Por
06deOctubrede2008a las07:52

Esta semana, la divisa norteamericana probablemente siga escalando posiciones y se ubique en $ 3,20. Según lo que se dice en el mercado, la demanda continuará sostenida, con un mercado netamente tomador.

En rigor, el viernes en el segmento mayorista, el billete verde avanzó casi un 1,5% desde la cotización anterior para cerrar $ 3,161 en la punta compradora y $ 3,163 para la venta, tocando el valor más alto de la semana, incluso con ventas tanto en contado como en futuros del Banco Central (BCRA), según datos del mercado. En tanto, en el microcentro porteño, las pantallas de las casas de cambio mostraron una cotización dos centavos más arriba del cierre del jueves, cambiándose la moneda a $ 3,18.

Para agravar aún más la situación, se agrega otro ingrediente: la oferta de dólares es escasa y no resulta suficiente para cubrir la demanda. Los exportadores no están liquidando lo que deberían y encima, se suma un paro organizado por las entidades agropecuarias, que arrancó el viernes y que, en principio, se extendería durante seis días, terminando el miércoles a la medianoche. Pero no es tanto esto último lo que traba las liquidaciones, sino más una cautela o especulación por parte de los exportadores, que estarían esperando a que mejoren las condiciones para vender sus dólares. Vale recordar que el precio de la soja está por el piso –la semana pasada las pérdidas de este commodity llegaron a un 40% desde el mes de junio–, lo que sumado a las expectativas de una tendencia alcista del dólar, tornan asequible la idea de que los billetes del campo se harán esperar por ahora. Tampoco los inversores financieros aportan, ya que siguen deshaciendo posiciones en títulos públicos.

De todas maneras, no desespere. Siempre dependiendo además del contexto externo con una crisis financiera al rojo vivo, las autoridades gubernamentales no dejarían que la divisa se escape mucho más de los niveles previstos. Aunque aseguran que el Gobierno estaría cómodo con un dólar en $ 3,20 –vale mencionar que en el presupuesto presentado para el 2009 se plantea un tipo de cambio en estos niveles– valores por encima de este precio complicarían en algún punto algunas variables. Un ex directivo del BCRA declaró en diálogo con El Cronista que “al Gobierno no le incomoda un dólar en $ 3,20, pero un valor superior tal vez traería aparejado algunos problemas”.

El ex funcionario apunta al obstáculo que supone la gran deuda pendiente del Estado hacia los argentinos: la inflación. “Es muy probable que un dólar muy alto se traslade a los precios. En $ 3,20, la situación sería manejable con algunas técnicas”, sostuvo. En esta línea, será importante seguir los pasos de la entidad que dirige Martín Redrado, porque el consenso indica que si bien no dejaría que la moneda se dispare, tampoco estaría dispuesto a quemar muchas más reservas para impedirlo en un contexto de extrema inestabilidad global.

Por Dolores Ayerra.

Temas en esta nota

    Cargando...