Economistas aseguran que ya no hay motivos para que el gobierno mantenga las restricciones a las exportaciones

La liberación de los mercados agropecuarios, en el actual contexto de precios de commodities en caída libre y crisis financiera mundial, no incidiría en los valores de la canasta básica alimentaria. Aseguran que el gobierno deberá bajar las retenciones.

Por
07deOctubrede2008a las16:46

Ya no existe motivo alguno para que el gobierno nacional continúe aplicando restricciones a las exportaciones de agroalimentos en el actual contexto de precios de commodities en caída libre y crisis financiera mundial. Así lo afirmaron hoy varios economistas consultados por Infocampo.

"La liberación de las exportaciones no incidirá bajo ningún punto de vista en la canasta básica alimentaria; además serían recursos muy necesarios para el gobierno nacional", dijo Adolfo Sturzenegger, doctor en Ciencias Económicas y director de la consultora IBCP.

"No tiene sentido continuar con las insólitas e increíbles restricciones a las exportaciones que se están aplicando", indicó Sturzenegger, para luego agregar que "hay que tomar medidas adecuadas para evitar que nuestro país sufra un grave daño económico producto de la baja en los precios de los commodities".

El contrato soja noviembre 2008 del CBOT cerró ayer lunes en 338,7 u$s/tonelada con una baja de 25,7 u$s/t con respecto a la jornada previa. Un año atrás el contrato equivalente (soja noviembre 2007) había cerrado en 345,5 u$s/t.

"Las pérdidas económicas por derechos de exportación serán muy grandes a partir de estas bajas que se vienen registrando y los principales perjudicados ante esta situación serán las provincias del interior de nuestro país", advirtió Jorge Ingaramo, economista.

"El gobierno debería bajar o eliminar inmediatamente las retenciones a las exportaciones, ya que es muy probable que la crisis económica mundial se prologue y se profundice aún más", señaló Ingaramo, y añadió que "de lo contrario el sector agropecuario tendrá serias consecuencias, y por ende la totalidad de la economía del país".

El nivel de actividad económica de la Argentina, según comentaron los economistas consultados, se verá afectado por una reducción de los precios de las materias primas, dado que una recesión mundial llevará a una menor demanda de alimentos.

Además, el Estado argentino contará con mayores dificultades para acceder a créditos o préstamos externos para poder cumplir con sus compromisos de deuda externa en 2009 y 2010..

Por su parte, Pablo Rojo, economista y ex presidente del Banco Hipotecario, manifestó que "vamos a tener un menor crecimiento económico en los próximos años, pero esto no sería tan grave si se toman medidas que generen un shock de confianza".

"Estamos ante una oportunidad histórica de liberar las exportaciones de carnes, lácteos, maíz y trigo: este es el mejor momento para tomar una medida de este tipo, que reactivaría las economías regionales que tan afectadas se vieron por la crisis entre el gobierno y el sector agropecuario", concluyó el economista.

Temas en esta nota

    Cargando...