Pese al crac, los precios de los granos aún están históricamente altos

En una jornada sobre girasol en Necochea, un ejecutivo de Cargill aconsejó moverse con cautela, puesto que los valores podrían subir, así como bajar, y nadie sabe qué ocurrirá.

Por
08deOctubrede2008a las07:17

Pese a que estaba programada como una jornada de índole técnica sobre temas agronómicos respecto del cultivo de girasol, la reunión que hace unos días realizó la Asociación Argentina de Girasol (Asagir) se desvió de su carril para enfocarse en los temas que más les preocupan a los productores: qué camino tomar frente a la actual crisis económica internacional.

Los asistentes a la reunión, celebrada en el Centro de Acopiadores de Cereales Zona Puerto Quequén, en Necochea (una de las principales zonas girasoleras del país), aprovecharon la presencia de un ejecutivo de Cargill para interrogarlo sobre ese punto. Francisco Morelli, responsable del negocio de girasol de la filial de la trader estadounidense, se refirió a la enorme incertidumbre que rodea el negocio agrícola, ante la que recomendó tener mucha cautela.

“No hay que dar por sentado que los precios sí o sí van a subir. No lo sabe nadie. Tampoco se sabe si van a seguir cayendo, menos ahora, donde las determinantes de precios son todas estas crisis financieras”, señaló Morelli. “Por eso, hay que correr pocos riesgos. Los créditos probablemente irán desapareciendo, y las tasas, subiendo. Hay que medir bien las espaldas de cada uno frente a la toma de decisiones”, agregó.

Sin embargo, en una mirada retroactiva más de largo plazo, el ejecutivo recordó que, aún con el actual descenso de precios de los granos, las cotizaciones siguen estando históricamente altas. “Hoy, la recomendación es ser cobardes. En este marco de volatilidad, uno tendería a pensar que los precios son bajos. Esto es así respecto de los últimos precios, pero son altos con respecto a cualquier otro dato histórico, de cualquier año”, señaló. De allí que recomendó: “No nos quedemos colgados de allá arriba, y seamos cautelosos. Lo importante es no correr riesgos excesivos, porque no está acabado el ciclo bajista. Podría darse vuelta, podría seguir pronunciándose”

Antiguos factores alcistas

Al explicar la suba de precios de los últimos tres años, Morelli destacó la tracción generada por los biocombustibles, que desbalancearon la relación oferta y demanda. El fenómeno fue exacerbado por la falla en algunas cosechas la última temporada, algo que no se repetirá en la actual, puesto que vienen bien. Por otra parte, el menor crecimiento mundial que se espera desacelerará tanto la demanda de alimentos como la de energía. Y esto “desinfla lo que era una burbuja de precios muy alta, porque cuando todo el mundo creía que los precios iban a seguir subiendo, subían más; cuando todo el mundo deja de creerlo, es al revés”, dijo.

Temas en esta nota

    Cargando...