Maíz, en alerta

Sería muy grave una caída en la producción de maíz, ya que implicaría poner en riesgo la producción de carne de pollo y de cerdo, sustitutos de la carne vacuna, que continúa liquidando vientres.

Por
08deOctubrede2008a las07:19

En la provincia de Entre Ríos, las granjas de pollos se están expandiendo de una forma muy importante, ayudadas por la caída de la rentabilidad de la ganadería y la agricultura, especialmente para pequeños productores.

Por otra parte, en el negocio de la carne vacuna, como ha desaparecido el invernador pastoril tradicional, el papel del feedlot –o engorde a corral– en los campos sigue cobrando mayor importancia día a día. Ahora, hasta los frigoríficos empiezan a tener sus feedlots propios, para asegurarse el abastecimiento de novillo gordo.

El negocio del cerdo, impulsado por la necesidad de agregar valor localmente –los fletes internacionales hacen inviable vender maíz al exterior–, pero además por un aumento de la demanda local e internacional, también crece, aprovechando una de las más valiosas ventajas competitivas de nuestra agroindustria.

Toda la producción de carnes se está basando sobre la producción de maíz. Esto, sin contar los innumerables usos de este cereal en otros rubros además del de la alimentación.

Ahora bien, se dice que el Gobierno estaría por bajar las retenciones, en un intento de evitar la caída de la producción, lo cual es posible que sirva de algo, pero no de mucho: sembrar 1.000 hectáreas de maíz requiere la friolera de u$s 650.000 de inversión, para arriesgar todo y eventualmente ganar... ¿Cuánto?, ¿el 5%, el 10%? No son pocos los que se preguntan si vale la pena realizar tamaña inversión sabiendo que no hay reglas de juego. El actual Gobierno destruyó el círculo virtuoso de 200 años de instituciones granarias. Las consecuencias serán inevitables.

Por Arturo Vierheller (h)
Ex subsecretario de Alimentación y Mercados de la Nación.

Temas en esta nota

    Cargando...