No hay promesa que dé consuelo: Wall Street ya perdió 13% en cinco días

Sumidos en un marasmo de pesimismo, los inversores no levantan cabeza. El Dow recortó más de 5% y el Merval casi 3%. Los bonos, más de 2%n Se espera que hoy, antes de que abran los mercados, Inglaterra anuncie un paquete de rescate. Una ficha del otro lado del Atlántico.

Por
08deOctubrede2008a las07:36

¿Los ingleses? ¿Podrán los funcionarios del Banco de Inglaterra ponerle el pecho a la crisis más grande de las últimas décadas? Se espera que hoy, antes de que abran los mercados en aquel remoto paraje del mundo donde se conduce al revés, el Gobierno junto con el Banco Central de ese país anuncie un paquete de rescate para los bancos.

Ahora a sincerarse: todo parece inútil. Si la confianza no está, no hay salmantino que la preste (se sabe, no hay crédito). Al menos, eso se desprende de lo vivido en las últimas jornadas bursátiles. En vano se suman las propuestas. La indolencia puede más.

De nada sirvieron ayer los “denodados” esfuerzos del presidente George W. Bush y del jefe de la Reserva Federal, Ben Bernanke, porque los mercados siguen sin encontrar su fondo. Al paquete de medidas ya anunciadas para otorgarle liquidez al sistema financiero, ayer la Reserva Federal (Fed) divulgó la constitución de un fondo para comprar obligaciones de empresas y así reactivar las vías de financiación. Pero tampoco esta medida sin precedentes consiguió reanimar a Wall Street (ver pág.dos)

Claro, en la misma jornada, el presidente de la Fed, Ben Bernanke, dijo en Washington ante la Asociación Nacional de Economía Empresarial (NABE, por su sigla en inglés) que el empeoramiento del panorama económico de EE.UU. requerirá una consideración de la política monetaria, lo que se interpretó como un anuncio de recorte de los tipos de interés. (ver pág. 2 de este suplemento). A eso se sumó George Bush, quien reiteró que está “convencido” de que el plan de rescate financiero aprobado el viernes pasado estabilizará los mercados, pero subrayó que tiene que pasar algún tiempo para que tenga efecto. Todo avivó la especulación sobre la posibilidad de una rebaja coordinada de tasas de interés por parte de los principales bancos centrales del mundo.

La bolsa neoyorquina acusó el impacto de las palabras de Bernanke sobre la magra situación económica y pareció no tomar nota de la lectura que se hizo sobre un probable recorte en el costo del dinero. El Dow Jones cerró con un descenso del 5,11% y terminó la sesión con pérdidas por quinto día consecutivo. Los más afectados al final de la jornada fueron de nuevo los grandes bancos los que quedaron más descolocados. El Bank of America cayó un 26%, JP Morgan Chase y el Citigroup un 10%.

Aquí abajo

No hubo desacople que valga. En la plaza bursátil local las acciones líderes cayeron 2,7% y el índice Merval registró su nivel más bajo desde el 10 de julio de 2005, en una jornada de fuerte depreciación para el peso y renovado retroceso de los bonos. El riesgo país llegó a 1.252 puntos básicos y los bonos de la deuda perdieron más de 2%.

Las caídas en la plaza local alcanzaron hoy a los papeles petroleros como Tenaris que cayó 1,4 % y Petrobrás Brasil que se desplomó 11,5% aunque el precio del crudo se mantuvo en los u$s 90.

Temas en esta nota

    Cargando...