El Gobierno dijo "no" a los $ 500 de aguinaldo extra

Un estudio reveló una baja en el salario real.

Por
09deOctubrede2008a las07:43

Buenos Aires.- El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, descartó que el Gobierno siga adelante con el “plus salarial” reclamado por la CGT, pero el titular de la central obrera, Hugo Moyano, insistió en su pedido de un adicional no remunerativo para que el sector asalariado pueda compensar la pérdida del poder adquisitivo por culpa de la inflación.

Tomada manifestó que el Gobierno nacional tampoco tiene pensado reabrir las paritarias antes de fin de año, ya que todos los acuerdos salariales anuales ya fueron cerrados con los diferentes sindicatos. El ministro formuló estos conceptos tras disertar en el seminario “La nueva Argentina laboral”, organizado por iProfesional.com.

A la salida de ese seminario, el ministro de Trabajo respondió con un rotundo “no“, cuando se lo consultó si veía posible que se disponga de un aguinaldo extra de $ 500.
Sin embargo, Moyano ratificó el pedido de la CGT destinado “a mejorar el salario desbordado por la inflación y contemplar una mejora para compensar”. Al respecto, aclaró que no se trata de un reclamo hecho sólo en esta oportunidad sino en todas las últimas reuniones que mantuvo con el Gobierno.

No obstante, admitió que este no sería el momento justo para avanzar en este pedido, por los coletazos de la crisis financiera mundial, aunque sí antes de fin de año. “Es algo que en algún momento se tendrá que discutir, pero no en este y falta mucho para fin de año”, dijo. Moyano también habló de la baja del real en Brasil y admitió: “ello nos saca competitividad”.

Por su lado, el titular de la disidente CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, dijo que el PEN es mentiroso y que Moyano es su cómplice.

Sin mejoras
En tanto, un estudio elaborado por profesores de Economía de universidades públicas concluyó que los salarios reales están estancados o disminuyen levemente desde 2007. El grupo del Centro de Estudios para el Desarrollo Argentino advierte que si se compara la evolución de los salarios nominales con índices inflacionarios alternativos al IPC, los trabajadores no mejoraron sus condiciones de vida a pesar del crecimiento económico.

Según el estudio, “preocupa el hecho de que la desinformación y la difusión de datos engañosos contribuyen al ocultamiento de esta situación, cercenando la posibilidad de revertirla”. El estudio descarta las cifras del Indec por “no confiables”, y revela que los salarios reales tienden a reducirse entre el 1% y el 3% desde enero de 2007. (DyN)

Temas en esta nota

    Cargando...