Descartan un "desastre" de precios

De todos modos, ACA recomienda cautela y mantener un buen nivel de liquidez.

Por
10deOctubrede2008a las07:22

"En situaciones de crisis como la que se está atravesando, lo primero que hay que tratar de hacer es tener buenos niveles de liquidez: el punto primero es cuidar la liquidez", evaluó el contador Daniel Bertone, gerente general de la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), quien por sus funciones practica un monitoreo minuto a minuto de los acontecimientos mundiales y locales.

El ejecutivo de la ACA –que opera algo más del 10 por ciento de la producción y procesamiento de granos de la Argentina–, no obstante estar seguro de que la hecatombe internacional afectará al país, en primer lugar por la caída de los valores de los productos exportables (las commodities agropecuarios, entre ellos), repara en que "no estamos ante un desastre de precios" agrícolas.

Estima que "la tendencia a largo plazo" otorga elementos de análisis respecto a que seguirá siendo de "precios razonables".

Frente a ciertos grados de desánimo que se apreciaron en los últimos días, a tono con la profundización de la crisis mundial, esta última observación introduce un elemento de ponderación que en cierto modo los atempera.

Encuentro
Bertone participó junto a la dirección nacional de la Asociación de una reunión que se realizó esta semana en Villa María con los delegados de las cooperativas adheridas en Córdoba. Se les informó sobre la operatoria del último ejercicio de la ACA, cerrado el 30 de junio, en el cual comercializó productos agrícolas y elaborados por 10.022.178 toneladas.

El presidente de la entidad, Egidio Mailland dijo que "al principio había algunos que no creían que el derrumbe de los mercados y las bolsas no iba a tener semejante dimensión". Confesó que, ante el curso que han tomado los acontecimientos, en el caso de esta empresa cooperativa, al igual que lo han hecho otras de diversos ámbitos, se está "frenando casi totalmente el ritmo de inversiones: teníamos previstas varias pero ahora necesitamos ver en qué contexto nos ubicamos los argentinos".

"Acá nadie sale sin un ‘rayón’", graficó Bertone.

–Queda bastante mercadería entre los productores. ¿Puede ser una manera de tener liquidez, vendiéndola en forma dosificada?

–Esa es una alternativa –respondió Bertone–, porque el grano tiene un alto nivel de liquidez. Por lo menos hasta ahora el que quiere vender puede hacerlo y cobrar. De todas maneras, hay que obrar con cuidado porque ahí está sometido a los vaivenes de precios, por tanto, si uno tuviera la chance de tener algo más líquido, me parece que es mejor, porque estamos ante una volatilidad de precios extrema, como se vio en Chicago en las últimas dos semanas. Acá la pena es que durante cuatro o cinco meses desaprovechamos oportunidades espectaculares de precios que por distintos factores que no los pudimos capturar. Y ahora tenemos un stock de mercadería, en el caso de la soja, que es importante.

–Para los próximos meses, ¿cómo graduaría su ánimo, o el de los productores, y la actitud para enfrentar la campaña de granos gruesos?

–Desde el punto de vista de la crisis mundial habría que asumirla con mucha cautela, cuidando los niveles de liquidez, los endeudamientos, sobre todo quién esté programando una producción basada en financiamiento externo, porque puede quedar a mitad del río. Con respecto al optimismo, yo no soy pesimista en relación a los precios: estamos en un lío grande, con una volatilidad muy grande, pero me da la sensación de que a pesar de todo lo que está pasando la tendencia a largo plazo es de precios razonables, esa tendencia no desaparece. Si bien estamos ante una nueva coyuntura y nuevos costos de producción, me parece que no estamos ante un desastre de precios.

Temas en esta nota

    Cargando...