El Gobierno empezó a monitorear la relación comercial con Brasil

El jefe de Gabinete, Sergio Massa, recibió ayer en su despacho a los secretarios de Comercio y Relaciones Económicas Internacionales, Alfredo Chiaradía, y de Industria, Fernando Fraguío. Una reunión cuyo contenido el Gobierno decidió mantener en el más estricto secreto.

Por
10deOctubrede2008a las07:34

Sin embargo, este diario supo que los tres hicieron un repaso completo a la crisis internacional, al contagio brasileño, y por ende a su impacto en la economía nacional, que ya reconoció en público la presidenta Cristina Kirchner. En el despacho de Massa se elevaron propuestas. Clarín supo de muy altas fuentes que el Gobierno analiza ahora encaminarse hacia un comercio más administrado, que siga la evolución de los cupos de importación y exportación por actividad. Con Brasil, por ahora, se propuso seguir mes a mes la balanza comercial para ver cómo evoluciona, más allá de los convenios; y también observar el impacto de las importaciones de los demás países. La lupa, indicaron las fuentes, estará puesta en especial sobre los sectores de indumentaria y metalmecánica.

Hubo varios otros temas de comercio e Industria conversados ayer pero que permanecen sin definiciones. Pero los tres coincidieron en que cualquier medida que se tome respecto a Brasil también deberá incluir a los socios menores del Mercosur, Uruguay y Paraguay, que se desviven en sus reclamos de asimetrías respecto al núcleo duro del bloque.

Chiaradía volvió ayer de reuniones con sus pares en Brasil, donde el escenario de crisis sólo agregó preocupación a los argentinos. En las últimas horas se habló de una serie de medidas a activar, entre ellas el Mecanismo de Adaptación Competitiva (firmado con Brasil), que estipula salvaguardas para los importados del país vecino. A su vez, es muy claro el gesto del Gobierno que busca tomar medidas coordinadas y no unilaterales para evitar conflictos comerciales ya vividos en el pasado.

Massa, Chiaradía y Fraguío conversaron también sobre la reunión extraordinaria de cancilleres y ministros de Economía del Mercosur que Argentina está pidiendo -aunque los brasileños también se adjudicaron la autoría de la iniciativa, una señal de que son favorables a hacerla-- para analizar y tomar en bloque medidas que atenúen el impacto regional de la crisis.

Las fuentes consultadas informaron ayer que ya se baraja el 27 de octubre como fecha posible para la reunión del Consejo del Mercado Común (CMc). Fecha establecida en virtud de la serie de actividades previas que hay por delante en el escenario internacional. Este fin de semana se reúnen en Washington el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, citas a las que por primera vez se sumarán -por pedido de Brasil los países del G-20, que integra también Argentina. Es decir, países ricos y emergentes discutirán la crisis. Después, Luis Inacio Lula da Silva y su canciller Celso Amorim partirán gira hacia España, India y Mozambique.

Después la cita del Mercosur, donde sin dudas se perfilarán decisiones que luego deberían aprobar los presidentes en su cumbre del 16 de diciembre, de Salvador de Bahía, Brasil.

Por Natasha Niebieskikwiat.

Temas en esta nota

    Cargando...