Estado de Cultivos

Las menguadas reservas de humedad edáfica que continuaron durante gran parte de septiembre en toda la zona núcleo de la franja central y gran parte de las zonas agrícolas del norte del país, siguieron condicionando fuertemente la evolución de los trigales.

Por
10deOctubrede2008a las14:13

Hacia fines de mes las lluvias que se hicieron generales en casi toda la región chaco-pampeana determinaron un alivio a la preocupante situación, pero en la mayoría de los casos llegaron tarde como para modificar el panorama del trigo, aunque en algunos casos sirvieron para frenar el deterioro.

En la mayor parte de las áreas afectadas por sequía, aún en aquellas donde las últimas lluvias promediaron los 40 mm, la mejora solo puede considerarse superficial y son necesarias nuevas lluvias en el corto plazo con el fin de ir normalizando el tenor de humedad edáfica de los perfiles de suelo muy agotados por la larga sequía.

Para la siembra de maíz las lluvias llegaron a tiempo y la actual disponibilidad en la cama de siembra puede considerarse adecuada en el centro-este de la región Pampeana, sin embargo las reservas profundas son casi nulas por lo que la suerte del cultivo dependerá fuertemente de las nuevas lluvias que se puedan ir registrando en el resto de la primavera y en el verano. Las zonas con mejores perspectivas por el momento el centro-oeste y sudeste de Buenos Aires y el nordeste de Entre Ríos. En La Pampa y extremo sudeste de Córdoba si bien la situación ha mejorado, dista mucho de ser la ideal. Otras zonas si bien recibieron lluvias, la falta de continuidad de las mismas durante los días posteriores, seguramente disminuirá la efectividad de las mismas, aunque en muchos casos servirán para “salvar” de una pérdida total los cultivos de invierno, en especial trigo, e intentar las primeras siembras de maíz y de girasol que se encuentran muy retrasadas con respecto a la misma fecha del año pasado. También servirán para ir aumentando algo el nivel de reservas de agua en el suelo para las próximas siembras de soja que deberían comenzar a fin de este mes.

En zonas agrícolas del NEA, especialmente de Chaco, Santiago del Estero y norte de Santa Fe a pesar de que continúa la sequía las lluvias de los últimos días mejoraron el ánimo de los productores que siguieron sembrando girasol.

En cuanto la oferta forrajera, en las zonas de sequía era de regular a mala aunque mejorando algo con respecto al análisis anterior, pero todavía la disponibilidad de forraje era muy inferior a lo esperado para esta época del año. En muchas zonas además se agotaban las reservas de rollos y silos. Las alfalfas con más años de implantación iban reaccionando bien con las temperaturas más benignas.

Durante el sábado las lluvias vuelven a la provincia de BA, para luego trasladarse al norte. Entre domingo y lunes las precipitaciones llegan a ER, mas copiosas del centro para el norte. La situación actual de reservas de humedad del primer metro de suelo se clasifica como muy por debajo de los valores normales de la época en el 70 por ciento de la provincia de ER. Esto se repite en toda la provincia de SF, la mayor parte de CB y el norte de BA. Es decir las lluvias que estarían llegando, aún tienen un gran trabajo para recomponer el atraso de humedad que presentan los suelos, luego de un semestre extremadamente seco.

La tendencia del mes de octubre parece consolidar un paso más húmedo. La probabilidad de completar el mes con lluvias por encima de los valores normales crece hacia zonas de la Mesopotamia. Dejar atrás las deficiencias hídricas implica superar un piso de 150 milímetros durante octubre. Esta demanda será difícil de cubrir de manera generalizada, sin embargo el corto plazo parece traer buenas noticias a sectores del centro de SF y el centro norte de ER. El fin de semana dejara nuevamente lluvias generalizadas, aunque en principio más copiosas sobre el este de BA, ER y centro de SF.

Temas en esta nota

    Cargando...