Se incrementa el comercio sur a sur

La situación actual plantea muchas dificultades y movimientos. Es importante saber que sucedió en el mundo para analizar lo que está pasando. De acuerdo a Loek Boonekamp, analista de la OCDE “En el último año hubo una mezcla explosiva de factores entre los que se destacó una oferta escasa de commodities agrícolas y una fuerte demanda. Vemos un decrecimiento de los granos secundarios (gruesos) que sólo crecieron un 3% (46 millones de toneladas), al tiempo que su consumo mundial aumentó un 9%. Además, tenemos bajos stocks que se han deteriorarado en los últimos 10 años.

14deOctubrede2008a las16:16

Todo esto generó caracterísiticas explosivas de los precios”. El analista recalcó que por esta coyuntura se ha visto pánico y desorden en los mercados a futuros, como la intromisión de los gobiernos mediante políticas intervencionistas, para tener respuestar visibles en el corto plazo, pero que son perjudiciales y distorsivas en el largo plazo.

“Los mercados financieros que habían movido una gran masa de dinero a los commodities caen, con lo cual es de esperar el impacto en el terreno de los precios agrícolas”, agregó.

En cuanto a las perspectivas agrícolas desde la OCDE destacó: “Vemos un crecimiento continuo en casi todos los países que la integran pero en particular el crecimiento lo vemos en muchos países externos a la Organización”. Por ejemplo, en el terreno de los granos secundarios o gruesos ven un crecimiento especialmente acentuado en países emergentes. “Se sabe que casi todos los alimentos se consumen donde se producen con lo cual no es sorpresa que con excepción de algo de trigo y de los aceites vegetales,  el crecimiento se vea en los mercados fuera de la OCDE”.

Por otra parte, aclaró que para rubros como carnes de vaca y cerdo también se destacan Asia y Africa como fuertes importadores, al tiempo que las exportaciones también provendrán de países en desarrollo. “Vemos mercados en expansión”, acentuó. “Gran parte de la expansión y el consumo se dará en países fuera de la OCDE, con lo cual hay un gran desarrollo del comercio sur a sur en los próximos años, lo que plantean un buen escenario de competencia. En cuanto a precios, van a estar bajos pero no tanto como lo que cayeron, con un aumento entre un 20 y 30% sobre el promedio de los últimos 10 años”.

Cuando aumentaron fuertemente los precios en 2008, de 80 países estudidados, 40 impulsaron alguna política intervencionista para asegurar el consumo local. “Creemos que es mejor mantener los mercados abiertos, no sólo para generar ventas con las exportaciones, sino para impulsar la producción. A medida que bajen los precios los gobiernos van dar baja a estas medidas. De hecho de los 40 países que la implementaron  ya 28 las suprimieron”, explicó.

Boonekamp no descartó pensar en  que la situación es transitoria. “Proviene en gran medida de los inversores que buscan mercados favorables. Cuando la bolsa cayó entraron en los commodities, y nada indica que no puedan volver. Cuando se relajen estos impactos puede que se reubquen los precios”.

Para 2017 se espera una demanda que provocará otro cambio estructural del mercado. “Suponemos que el dólar va a continuar depreciándose. Este es otro factor que llevará a mayores niveles de precios. A largo plazo vemos que hay una serie de factores –transitorios y permanentes-, que indican que esto es así y no cambiará.
* Seguimos viendo bajas existencias que no se van a reconstituir
* Grandes fondos que buscan inversiones
* La naturaleza y la composición de la demanda cambian (mayor demanda industrial con biocombustible que generalemtne se ve como menos elástica)”.

En cuanto al precio de los granos a largo plazo, el analista recordó que: “En el año 1973 ya estuvimos en un nivel de precios similares al pico de 2008. Cuando los factores transitorios desaparecen, vuelven a escena los factores

Temas en esta nota

    Cargando...